FUMIGADOS

Medio Ambiente 27 de noviembre de 2017 Por Redacción
Hoy dialogamos con una vecina de la ciudad de Casilda que vive "al lado" del campo donde se fumiga con agrotóxicos. Los daños, los perjuicios, los controles, los derechos, y los miedos de los vecinos. Una polémica que está lejos de solucionarse vuelve a la discusión del ciudadano común en esta época del año.
fumigacion 2
(Imagen ilustrativa equipo aplicador agroquimicos)

Hoy dialogamos con una vecina de la ciudad de Casilda que vive "al lado" del campo donde se fumiga con agrotóxicos. Los daños, los perjuicios, los controles, los derechos, y los miedos de los vecinos. Una polémica que está lejos de solucionarse vuelve a la discusión del ciudadano común en esta época del año.

Muy preocupada y afectada por haber sufrido, algo que ya pasó en reiteradas oportunidades, como los es la acción directa de lo que le produce cuando fumigan en ese mismo lugar, y nos contaba, sin dar su nombre todavía, como sucedió esta vez "ayer temprano cuando iba a trabajar, las 5:45 AM, me encuentro con que estaban fumigando con un mosquito, el campo que está ubicado en Bv. 9 de Julio y Bv. Lisandro de la Torre" y agregaba "me llamo la atención la cercanía con el Bv. 9 de Julio donde estaban fumigando. Muy cerca. Demasiado. Además el viento soplaba contra las casas porque venía del Noroeste"

Existe una Ordenanza Municipal que versa sobre las distancias y los límites geográficos para la aplicación, además de legislar sobre como se debe aplicar y que requisitos se deben reunir para hacerlo. Es la Ordenanza Numero 1907 sancionada en diciembre del 2010. Dice expresamente en algunos de sus artículos. En el primero habla sobre la delimitación por lo que fija estos parámetros (ver imagen adjunta)

IMG_20171127_111344[1](fotografía: plano indicativo del Límite Cero de fumigación  establecido s/Ord, 1907) 

Además la norma municipal prohíbe el uso de agroquimicos dentro de estos límites, y establece como límite para las aplicaciones aéreas, 1000 metros desde el límite cero, y 500 metros para las aplicaciones terrestres (esta distancia es aumentada para 1000 metros por Ordenanza 2236 de abril de 2013) siempre referidos  a fitosanitarios banda verde y azul.

Y de manera complementaria dentro de los límites permitidos bajo autorización, esto dentro de los 1000 metros desde el límiete cero establecido, se deberá realizar las aplicaciones solicitando autorización a la Municipalidad, presentando la receta agronómica expedida por un profesional matriculado, y se podrá realizar únicamente con la presencia de personal municipal designado que deberá medir la dirección y la velocidad del viento (por cuestiones de deriva) y además deberá aplicarse con equipos matriculados y personal idóneo y capacitado para el manejo de fitosanitarios.

Además la Ordenanza en cuestión contempla algunas otras prohibiciones, multas, capacitaciones y la promoción de barreras forestales a lo largo del limite establecido.

Evidentemente no todo esto se cumple o se cumplió. Y esto se verifica cuando retomamos la charla con esta vecina preocupada y afectada por los agroquimicos. Ella nos cuenta "He tenido varias oportunidades de ver o sentir este tipo de situación. A veces lo veo y otras lo huelo. Me pica la garganta, me da una carraspera, y además los animales domésticos (gatos y perros) comienzan a rascarse contra la pared y se restriegan los ojos. A Nosotros también, pero al menos, nosotros nos bañamos enseguida, nos cambiamos la ropa y si hay ropa tendida, la debemos lavar de nuevo antes de usarla, lavarte bien las manos, y los ojos y evitar el contacto con la boca. Ya hemos sufrido picazón, eritema, enrojecimientos de la piel y si es muy directo, se me cierra el pecho y no puedo respirar. Es un olor muy fuerte. Penetrante"

Aunque la preocupa, nos explica sus limitantes "científicamente no puedo asegurar nada. He leído e investigado, pero quisiera saber si la aplicación como se hace es segura para los habitantes." y de esto se deben encargar las autoridades encargadas de impartir y hacer cumplir las normas"

Y si bien la Ordenanza habla que en ese sector particular de la ciudad, lindante con el área rural, el límite está fijado 100 metros adentro del campo, tomado desde el Bv. 9 de Julio (ver mapa), fuimos hasta el lugar y comprobamos que son escasos 35 metros que se dejado sin trabajar. Al respecto esta vecina también nos da su impresión. Mera observación. "Dejaron una franja sin fumigar pero es mínima. Y es la Municipalidad la que corta los yuyos"

IMG_20171127_150637[1](Fotografía: Lote ubicado en Bv. 9 de Julio entre Ruta S26 y Ruta 33 - Franja de seguridad)

El lote de poco más de 97 Ha. pertenece a una familia que vive en Buenos Aires, de apellido Uberti y que según se observa en la fotografía que acompaña esta nota, estaría a la venta, bajo la figura de un loteo.

IMG_1679[1](fotografía: Imagen lote campo de 97,52 Ha en venta)

Quienes trabajan el campo, si bien no han querido expresar públicamente su postura, manifiestan, según allegados que pudimos consultar que ellos "cumplen con todo lo que le piden"

La mujer con quien pudimos conversar, y que todavía no se anima a hacer pública su imagen, expresa "acá no tenemos derechos ambientales. No se respetan, nos sentimos avasallados. No estamos pudiendo elegir. Lo aspiramos sin opción contra nuestra voluntad".

Un debate abierto que seguramente dará mucho que hablar.

Reviví la nota difundida en Radio Más 99.7:



Te puede interesar