COMENZÓ EL JUICIO ORAL A OSCAR PARDINI POR EL MÚLTIPLE CASO DE ABUSO DE SUS PROPIOS HIJOS

Judiciales 21 de agosto de 2019 Por Redacción
Pardini

Esta historia de matices tan difíciles de abordar comenzó allá por junio de 2017 cuando una joven por entonces de unos 32 años escribía en su facebook para el día del padre, un 18 de junio: "Hoy Para todos es un día especial…todos tenemos padres… YO SOLO PUEDO DECIR ¡FELIZ DIA DEL PADRE… A TODOS LOS QUE NO SON COMO EL MIO!" y ahí se desató este caso que ya discurría silenciosamente ámbitos tribunalicios desde mediados de enero de 2017, y que se terminó de confirmar con la detención de Oscar Pardini el día martes 4 de julio de 2107.

Alexia Pardini posteo junio 2017

En es momento y aún con mucha dificultad, la sociedad casildense se despachaba conociendo la detención de quien fuera hasta ese entonces un ciudadano probo de la ciudad, con amplia participación en eventos sociales y fiel devoto de actividades religiosas.

En la audiencia imputativa celebrada el día miércoles siguiente a la detención, la Fiscal Dra. Lorena Aronne imputó al acusado, Oscar Pardini por el delito de abuso sexual con acceso carnal, abuso ultrajante y abuso gravemente ultrajante cometidos contra 3 de sus propios hijos de 33, 32 y 28 años. Y además derivó en una denuncia y posterior acusación, dados todos los relatos escuchados, de ser el padre de su propia nieta, que por entonces tenía 17 años de edad, producto de una violación ocurrida contra su hija mayor, en el ámbito de su casa.

En este ultimo caso, el cotejo genético determinó que era positivo el resultado, por lo que Oscar Pardini, era el padre biológico de quien en los papeles era su nieta, producto de la violación y abuso de su hija mayor. Oscar Pardini, un "católico practicante" según los relatos de una de las víctimas, dijo en su momento "es todo un circo armado. Niego absolutamente todo lo que están diciendo. Mis hijos son incapaces de decir lo que Uds. están diciendo".

En el día de hoy, siendo las 9:30 horas, luego de estos 777 días que lleva detenido, comenzó el juicio oral y público contra Oscar Pardini que se desarrolla en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de Casilda y que en principio se desarrollará hoy, mañana jueves, el viernes, y el próximo lunes, siendo que el próximo jueves se leería la sentencia respectiva por parte del tribunal integrado por los Dres. Carlos Paretto, Juan José Tutau y Ignacio Vacca.

Hoy la expectativa era importante, ya que luego de los alegatos, comenzaron a declarar ante el tribunal los primeros testigos citados, entre los cuales estaban los 3 hijos que presentaron originalmente la denuncia penal que desembocó en la imputación de Pardini, además de profesionales que trabajaron con las víctimas en el caso.

Llegó el momento de los alegatos, en los cuales la Fiscalía, representada por la Dra. Marianela Luna y el Dr. Emiliano Erhet, solicitó una pena de 33 años por el delito que se lo acusa, pedido que fue refrendado el pedido por la querella, representada por el Dr. Roberto Casadei, quienes en duros términos se refirieron a Pardini como "un depravado con dos facetas, ya que en casa mostraba su verdadera cara" y además que estamos ante "el delito más aberrante del cual Casilda tenga memoria" dejando clara su postura e inquiriendo al Tribunal con dos cuestiones fundamentales a su entender: "¿Por que un hijo denuncia a un padre? y ¿Que respuestas de va a dar a la sociedad este Tribunal? ante un hecho de tamaña gravedad.

La defensa, ejercida por los Defensores Públicos, la Dra. Bonacalza y el Dr. Ritondale, cuestionó la causa solicitando el sobreseimiento del imputado aduciendo que "el estado no puede perseguir en el tiempo" ya que considera que la causa estaría prescripta por los plazos transcurridos en los hechos denunciados por la querella y la fiscalía.

Luego comenzaron los tiempos de escuchar a los testigos citados y el Tribunal hizo lugar a un pedido de la Fiscalía por el cual solicitaban retirar al imputado de la sala cuando los testigos fueran sus propios hijos para evitar el contacto visual e inclusive el amedrentamiento al momento de declarar, teniendo en cuenta lo grave de los hechos y de los dichos que se pronunciarían, por lo que cuando fueron ingresando sus hijos, el acusado era trasladado a otra sala para acompañar el proceso mediante vídeo.

La primera testigo fue la hija autora del posteo en facebook que disparó todo esto, y se vivieron momentos muy tensos en la sala, por la crudeza de los dichos y por todos las instancias en los cuales la joven se quebró, llorando al exponer situaciones tan duras para su persona. Varias veces el tribunal pidió para parar e inclusive hubo un cuarto intermedio para restablecer su compostura ante uno de los puntos más duros de su relato.

La joven llegó a contar como comenzó su proceso para poder llegar hasta el momento de la denuncia e increíblemente todo surgió por un caso de violencia intra-familiar vivido por quien hoy es su sobrina-hermana en una consulta ante una psicóloga que inclusive fue acompañada por su madre quien le espetó "vinimos a hablar de ella y mirá lo que le contás a la doctora" siendo que su respuesta fue "y vos mamá, por que no le contás lo que pasa en casa". A partir de aquí, su testimonio fue una enumeración de hechos que en forma de recuerdos y flashes fueron volviendo a su memoria, de como su propio padre, la manoseaba, la violentaba y le pegaba de forma casi cotidiana y a diario.

Después llegó el turno de una psicóloga que atendió a la joven en los momentos en que realizaron la denuncia y posteriormente, llegó la vez del hijo varón mayor de la familia, que también fue relatando a su modo, tal vez más seguro que su hermana, aunque también con crudeza, las cosas que pasaban puertas adentro de la casa familiar.

Por ser varón tal vez, su calvario, si bien no fue menor, fue diferente ya que contó como fueron naturalizando los hechos y vivencias, al punto de cuestionarse muchas veces si denunciar a su propio padre era lo correcto ya que inclusive, los mismos miembros de la familia no le creían. Inclusive antes de poder irse de su casa familiar e independizarse, el joven, enfrentó a su padre, a quien le pidió "Que le prometa que a sus hermanos menores, no les iba a suceder lo mismo que a ellos" con lo cual, al aceptar su padre, le reconoció implícitamente todas las sospechas sobre el abuso a sus hermanas.

En un momento de la declaración, el joven explicó "pasar por todo esto no es agradable pero es lo que había que hacer" ya que "hubo momentos de mi vida, cuando vivía con ellos que dormía con un ojo abierto porque tenía miedo que me mate" aunque también discurrió sobre pormenores del día a día en la familia y como Oscar Pardini mostraba una imagen hacia afuera pero que "en casa no se cumplía".

Después fue la vez de un psicólogo que también trabajo el caso desde los primeros momentos y por ultimo, antes de pasar a un cuarto intermedio, llegó el turno de otra de las hijas mujeres del matrimonio que cuestionó duramente el papel que jugaba su propia madre en esta escabrosa historia y por supuesto también detalló cuestiones íntimas referidas a los hechos y al comportamiento de su padre en su caso personal.

Luego de más 5 horas el presidente del Tribunal, Dr. Paretto, estableció en conformidad con las partes, pasar a un cuarto intermedio hasta mañana, cuando continuarán con los testimonios de los distintos testigos y si bien todavía falta mucho, las palabras de su hijo varón quedaron flotando en el silencio que acompañabamos una veintena de personas presentes en la sala "yo no soy quien para dictar una sentencia, ni guardo rencor, pero que se haga cargo de lo que hizo".

Mañana esta historia continuará.

Te puede interesar