SANFORD: ADARA LA NENA TRASPLANTADA Y SU FAMILIA VIVEN HACE 7 MESES SIN LUZ ELÉCTRICA NI AGUA POTABLE

Sanford 14 de octubre de 2019 Por
Adara y su familia
Adara y su familia, hoy.

hace unos fuimos a Sanford a cubrir otros temas periodísticos y tuvimos la intención de pasar a ver a Adara y a su familia, ya que su caso, su historia y su lucha, había sido tratada en profundidad y acompañada desde nuestro medio, por lo que recorrimos el camino que nos llevaba a la casa donde la niña vive con sus padres, y su hermanita. Nos llevamos una sorpresa no muy grata.

Era la hora de la siesta pueblerina, pero unas 3 nenas corrían por la vereda, jugando. Una de ellas era Adara que muy sonriente jugaba con su hermanita y una amiguita. Esto nos llenó de alegría porque hace poco más de 16 meses Adara y su tía Cintia, receptora y donante, habían salido muy bien de una larga cirugía de trasplante de casi 8 horas y que hoy, como viéramos le permitiera a esta nena sanforencina correr y jugar con total normalidad. (ver nota). Bueno, casi total normalidad.

Hablamos con su papá, con su mamá sobre como estaba Adara y como dijéramos, era todo alegría hasta que supimos de boca de ellos, que hace más de 7 meses que están viviendo sin luz eléctrica y sin agua potable

Pero antes de enterarnos de esa situación, Ezequiel su padre, nos contaba como había trasncurrido, su hija Adara, estos 16 meses desde el momento que su hermana Cintia le donara una parte de su hígado para que su hija pueda cotninuar su voda normalmente; "Adara está muy bien, le hacemos los controles mensuales de rutina, pero está muy bien." agrengando "está haciendo una vida plenamente normal y está muy contenta". Y podemos decir que notoriamente visible. Juega, corre va y viene mientras charlamos en la vereda.

Adara Serrano Sanford
Adara antes del trasplante de mayo del 2018

Pero consultado sobre las dificultades que tuvieron y tienen desde que se enteraron de la enfermedad de Adara, Ezequiel muda el tono de voz al llegar al presente "tuvimos una ayuda cuando todavía estábamos con Adara internada, que fe solamente por dos (2) meses, y después no recibimos más nada, y eso nos generó problemas con el alquiler, pero cuando tuve el dinero para pagarle todo junto, vino la hija de la dueña de la casa y no quiso que le pague" y explica "Después de eso, mandó a cortar la energía eléctrica por la EPE y el agua corriente. Nos alumbramos a velas y nos vamos a bañar de mis padres o a lavar la ropa"

la situación pareciera que no avanza en un buen sentido, nos cuenta el padre de la niña trasplantada "inclusive tampoco aceptó que el presidente comunal le pague con el dinero que yo tenía, y me dijo que hacía lo que quería, y que cuando quería nos echaba a la calle y hablaron muy mal de nosotros" y a pesar de todo "veo que el presidente comunal se preocupa, pero todo sigue igual y a todas las casa que vamos a ver, primero nos dicen que sí, pero a los pocos días nos niegan el alquiler. Y fueron 3 o 4 casas que pasó lo mismo"

Aunque es necesario aclarar que "la comuna se había comprometido a pagarnos un alquiler, mientras estábamos con Adara en Rosario y cuando yo cobrara, le iba a devolver el dinero, pero ahora estamos casi siendo desalojados y estamos viviendo de esta manera, casi inhumana" a pesar que "el dinero para el alquiler está, y con mi trabajo y a duras penas, pero yo quiero pagar, pero no lo quiere cobrar" y como si fuera necesario continúa explicando Ezequiel "yo siempre quise pagar, y no entiendo su postura de no querer cobrarnos e inclusive se hizo un intento de hablar con ella en la comuna, pero siempre pone excusas para evitarnos"

Como si fuera necesario apelar a lo que esta pasando esta familia y después de todo lo que pasó, un padre de dos criaturas y esposo, trabajador, tenga que explicar y casi sin que nadie lo escuche: "Tengo dos (2) hijas pequeñas, y Adara con los cuidados que hay que tener, y no puedo brindarles la seguridad que necesitan de esta manera"

Lamentable. Mucha hipocresía.

Boletín de noticias