EL INDEC DIO A CONOCER LOS INDICES DE POBREZA EN EL PAÍS. ¿QUE PASA EN LA CIUDAD DE CASILDA?

Economía 01 de octubre de 2019 Por
Gente buscando basura Casilda 1
Mujeres en el basural de Casilda

Ayer lunes por la tarde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicó los guarismos sobre la pobreza en nuestro país, aún sin incluir la devaluación de agosto pasado que seguramente profundizará aún más los valores, y que demostró que los índices de la situación económica de los argentinos ha empeorado mucho en los últimos 4 años, producto de las políticas emanadas desde el gobierno nacional de Mauricio Macri.

Según este mismo Instituto al primer semestre 2017 las personas pobres eran el 28,6% de la población, un año más tarde, en 2018 el índice era del 27,3% y hoy al primer semestre 2019 el valor es de 35,4%. Esto significa que en tan sólo un año y producto de esas mismas políticas, la pobreza aumentó 8,1 puntos porcentuales.

Entre los menores de 14 años el índice de pobreza trepó al 52,6 por ciento.  La comparación frente al primer semestre del año pasado arroja una suba del índice de 8,1 puntos porcentuales, equivalentes a casi 4 millones de personas.

El índice de pobreza aumentó más de 10 puntos en el Gran Rosario durante el último año, al ubicarse en el 35,5 por ciento al término del primer semestre de 2019 y para nuestra ciudad no hay datos estadísticos ni estimados de ningún tipo, pero no es ninguna novedad el aumento de la cantidad de merenderos que auxilian en la mesa familiar, como también es conocido el incremento de la cantidad de viandas que se sirven en esos merenderos o de la necesidad de mantener la copa de leche en las escuelas o de la demanda de la tarjeta de ciudadanía.

Lamentablemente, tampoco sorprende, y ya lo hemos naturalizado, ver a personas de distinta edad hurgando en algunos cestos de basuras, en horas no convencionales, fundamentalmente en los bares o lugares de comida. 

Gente buscando basura Casilda 2

También es bastante común ver a personas de distinta edad, hurgar en los basurales de la ciudad, y si bien el traslado del depósito de basura a la zona rural a 6 kilómetros de la ciudad, esto no evita que se vean personas que llegan en bicicleta o en moto, inclusive caminando hasta el lugar para hurgar por materiales para vender pero también si encuentran algo "que se pueda comer".

Los comercios de la ciudad, como panaderías, verdulerías, carnicerías y algunos mercados chicos, son visitados frecuentemente para ver si hay algo para llevar.

De todos modos, pareciera que esta realidad no fuera parte de muchos dirigentes o ciudadanos locales que siguen mirando para otro lado, como si de esa manera pudiéramos esconder la realidad. Inclusive la falta de datos al respecto es una de las formas de tratar de esconder esa realidad.

Boletín de noticias