UNA MUJER, VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO, DESESPERADA TEME POR SU VIDA DESPUÉS QUE SU MARIDO LA MOLIÓ A GOLPES

Regionales 13 de noviembre de 2019 Por
IMG_13112019_201115_(980_x_550_píxel)
Después de casi un mes Amanda todavía tiene señales de los golpes en su rostro

La vamos a llamar Amanda por cuestiones de preservar su identidad. Ella tiene 40 años y vive muy cerca de la ciudad de Casilda en una localidad del Departamento Caseros. Amanda y su esposo, a quien vamos a llamar Claudio, conviven desde hace unos 20 años. Ellos tuvieron un hijo. Ella trabaja. él trabaja. Pero un día, sin mediar mucha conversación, Claudio le rompió el maxilar a Amanda de una trompada.

No es una película y pasó hace ya, unos 25 días. 

Amanda hoy vive encerrada en su casa, con miedo. "Ahora voy a casa y te mato" le dijo el ahora ex marido, a quien llamamos Claudio, después de golpearla brutalmente. Amanda cayó al piso, donde Claudio la pateó hasta el cansancio. Además de quebrarle el maxilar izquierdo, le desvió el tabique, y la pateó por todo el cuerpo. todo ante la mirada impasible de la madre de Claudio, donde habían ido a almorzar.

Como pudo Amanda se levantó y se refugió en su casa y junto a una vecina hicieron la denuncia en la comisaría local. Trámites mediante logró una medida cautelar para evitar que Claudio se acerque, pero muy asustada, con miedo de contarnos, nos dice "El vive con la madre a la vuelta de la esquina y los patios se conectan por los fondos, ya encima hay un baldío que da a mi patio"

"A mi no me importa si voy preso, y y yo a vos te voy a matar" le dijo en un momento cuando ella como pudo y sin ayuda se incorporaba y salía despavorida del lugar. "Él controla todo lo que hago y yo vivo encerrada en mi casa"

A cada palabra, a Amanda le tiembla la voz y va recordando lo que escuchaba mientras era golpeada y humillada en el piso por su pareja y padre de su hijo "hasta que no te mate no te voy a dejar ir" vociferaba el ex marido, camionero, mientras arremetía a patadas contra la mujer indefensa.}

Hoy Amanda se pregunta si esto es todo lo que puede hacer la justicia por ella, porque por causas mucho menores, la justicia ha actuado de manera más  eficiente "pareciera que me quieren ver muerta, nadie me ayuda" implora la mujer. Sus amigas si bien la acompañan, todas tienen miedo porque conocen el carácter iracundo del ex marido. "O será que como el tiene campo y dinero, le pagó a alguien para que haya silencio" se pregunta.

Además, entre palabras y miedos, Amanda nos cuenta que antes que ella, su ex marido estuvo de novio con otra mujer, salteña, a quien también la habría golpeado y a raíz de esos golpes desarrolló una dolencia que terminó con su vida.

A veces hay medidas judiciales que no alcanzan. A veces hay medidas judiciales que ponen en riesgo la vida de las víctimas. O será como se pregunta Amanda? será que el dinero puede más que la justicia? Todavía estamos a tiempo.

Según pudimos averiguar, interviene en el caso, el Ministerio Público de la Acusación de Casilda. Tiempo ya no hay.

Boletín de noticias