HOY SE REALIZÓ LA AUDIENCIA IMPUTATIVA POR LA MUERTE DEL REMISERO HORACIO CASTELLI HACE MÁS DE 100 DÍAS ATRAS

Judiciales 05 de diciembre de 2019 Por Redacción
Tradotti abandona la OGJ custodiado por numerosos efectivos policiales
Tradotti abandona la OGJ custodiado por numerosos efectivos policiales

Exactamente hace 102 días atrás, en la madrugada del domingo 26 de agosto a las 6:30 horas, perdía la vida casi de manera instantánea el remisero casildense Horacio Castelli cuando retornaba de un viaje habiendo levado pasajeros a metros de la salida de la vecina localidad de Pujato. El choque se produjo en el kilómetro 754 de la Ruta Nacional 33 cuando el vehículo que conducía el pujatense Gonzalo Tradotti invadió el carril contrario y embistió al remis.

En las instalaciones de la Oficina de Gestión Judicial de Casilda se llevó a cabo la audiencia imputativa donde la Fiscalía a través del Dr. Juan Pablo Baños imputó a Tradotti por el delito de homicidio culposo agravado por el exceso de velocidad.

En dicha audiencia estaban presentes además de la prensa, un amigo de Tradotti, una cuñada de Castelli, su hija, su yerno, y su hijo, Mauro sentado junto a la querella, representado por los Dres. Romaldi y Moschini. En elk banquillo, estaba Tradotti junto a su abogado defensor, el Dr. Gabriel Franceschetti. La jueza de esta etapa de la instrucción penal preparatoria fue la Dra. Mariel Minetti.

Una vez que la fiscalía presentó las evidencias para imputar a Tradotti, y desgranaba detalles de las pericias, nos fuimos enterando de algunos detalles de la causa que si bien, se conocían por dichos, hoy quedaron como públicos, ante la exposición.

Dentro de lo expuesto por el Dr. Baños, se conoció que Tradotti había estado de previa en su casa hasta las 3:30 AM para después venir a Casilda para continuar en un bar con amigos para retornar a su pueblo a las 6:15 previo haber recogido a dos amigos de esa localidad para llevar. También se supo oficialmente que las pericias determinaron que Horacio Castelli falleció a causa de los múltiples traumatismos en la región pectoral en su lado izquierdo, sector desde donde recibió el choque del auto de Tradotti y que le habrían causado la muerte de manera instantánea.

Por otra parte, también quedó claro que la extracción de sangre se realizó a las 10:30 de la mañana de ese domingo siendo que el accidente fue a las 6:30, o sea 4 horas después, aunque por estudios de laboratorio con proyección retrospectiva utilizando la Ecuación de Widmark se estipuló que el dosaje de alcohol en sangre a la hora del hecho sería superior a 0,82 g/litro cuando el límite permitido por la ley de tránsito es de 0,50. aunque la querella estima realizar otro peritaje porque considera que podría ser superior aún.

Además, también a través de una pericia realizada por personal policial de Rosario, estimó que la velocidad del vehículo de Tradotti, se aproximaba a la curva de ingreso a Pujato a más de 90 km/h donde está permitido una velocidad de 60 km/h, y al momento del impacto, la velocidad del vehículo habría sido, siempre según esta pericia, de 93,6 km/hora y por otra parte quedó constatado que Tradotti habría invadido el carril opuesto mientras que Castelli al ver la maniobra pisa el freno pero no puede orillarse en la banquina por la presencia de 5 camiones estacionados y recibe un impacto de manera frontal angular izquierda, causándole la muerte instantánea.

A pesar de todos estros elementos la defensa, desestimó la validez de los mismos, y agregó que solamente son presunciones, a la vez que rechazó tajantemente cualquier pedido que hicieron tanto la fiscalía como la querella por considerarlas excesivas teniendo en cuenta que el imputado trabaja con clientes en Casilda, y donde acude consuetudinariamente para ir al banco entre otros trámites.

Baños, por la fiscalía solicitó, la prohibición de Tradotti de ingresar a la ciudad de Casilda y la retención compulsiva de la licencia de conducir del joven de 29 años, por el plazo de 90 días, y la querella se sumó agregando el pedido de prisión preventiva efectiva por 90 días teniendo en cuenta que hay elementos para presuponer que se podría alterar el desarrollo normal del proceso mientras se continúan las investigaciones.

Antes que la Jueza Minetti expusiera su sentencia a esta imputativa, pidió la palabra Mauro Castelli, hijo de la víctima quien mirando directamente a Tradotti, expresó "estamos aquí buscando justicia y no venganza" agregando que "estamos ante una oportunidad inmejorable para sentar un precedente ejemplificador" apelando en varios pasajes de sus palabras a que "mientras él (Tradotti" continúa con su vida, él y su familia sólo pueden ir al cementerio a llorar a su padre" generando un clima muy difícil en la sala. Tradotti a todo esto solo miraba para abajo sin levantar la vista.

Luego de ésto, la Dra. Minetti, si bien justificó cada postura, determinó que coincidiría con el pedido del fiscal y estableció la prohibición de Tradotti de ingresar a la ciudad de Casilda y la retención compulsiva de la licencia de conducir del joven de 29 años, por el plazo de 90 días a pesar que reconoció que había elementos suficientes para considerar que en el hecho hubo imprudencia, conducción temeraria y velocidad e ingesta de alcohol previa.

A la salida, pasado el mediodía, integrantes de la ONG local "Prohibido Olvidar", familiares y fundamentalmente compañeros de trabajo de Castelli, volantearon y realizaron una manifestación pidiendo justicia, por lo que esto demoró la salida de Tradotti del lugar, hasta que sin alternativa salió custodiado por gran cantidad de efectivos policiales hasta la esquina y se produjeron algunas corridas nerviosas que tensó aún más el ambiente.




Te puede interesar