AREQUITO: TRABAJA RECICLANDO Y VENDIENDO MATERIALES DEL BASURAL PERO DENUNCIA QUE LO QUIEREN SACAR Y DEJARLO EN LA CALLE

Arequito 14 de febrero de 2020 Por Redacción
Mario Biscoglio 1
Mario Biscoglio (44)

Mario tiene 44 años, es de Arequito y hace más de 2 años cuando se quedó sin trabajo en la Comuna de Arequito no lo pensó dos veces y se fue al predio donde la misma comuna deposita la basura que recolecta en el pueblo, a buscar su sustento y el de su familia. Ahora, sin saber los motivos, denuncia que lo quieren expulsar del lugar, cosa que lo dejaría en la calle y sin poder mantener a su familia.

Basural Arequito 110220

"Tengo 44 años y vivo de esto hace casi 2 años, pero ahora tengo prohibido el ingreso al basural porque me quieren sacar para poner a otra persona" explica Mario mientras el humo de la quema nos va corriendo del lugar, infestado de moscas y de roedores. "Yo pago alquiler, pago la luz, mantengo a mi familia con este trabajo" explica este Arequitense muy preocupado con lo que le está sucediendo.

"Junto un poco de todo, pero fundamentalmente junto chatarra, plásticos, algo de cartón, pero ahora lo queman los mismos camiones cuando dejan la basura. Junto lo que puedo antes que le prendan fuego" comenta, a la vez que explica lo que está pasando desde hace poco tiempo "ahora pusieron un encargado, pusieron un cartel que está prohibida la entrada pero cuando voy a la comuna nadie me atiende y la última vez me echaron diciendo que le hacía mal mi presencia al lugar"

Biscoglio apela directamente a la presidenta comunal, Paola Forcada: "quiero que la intendenta entienda que yo de acá saco mi sustento y pago el alquiler y visto y le doy de comer a mi familia" a la vez que le manifiesta que "no tengo otra fuente de ingreso. Yo no quiero otra ayuda más que me dejen trabajar acá, si inclusive les mantengo el lugar ordenado".

Consultado sobre si estas nuevas directivas también afectan al resto de las personas, Mario nos cuenta que "entran camionetas de Rosario, vienen 6 o 7 personas en 2 camionetas, cargan y se van y nadie les dice nada y a mí que soy del pueblo y que vivo acá y mantengo a mi familia me quieren correr. Yo no se si esta es político o que pero ellos se la agarraron conmigo y no me dejan" y no se explica las razones. "A mi me conocen todos y no le hago mal a nadie pero nadie me atiende y solo me dicen que me vaya".

Mario Biscoglio recorre varias veces al día en su camioneta el camino que separa el pueblo del basural. Va de mañana, vuelve al pueblo al mediodía. Vuelve a "cirujear" por la tarde, y cada dos o tres días va a Rosario a vender lo recolectado, que le permite vivir y mantener a su familia "Acá hay que venir siempre, con sol o con lluvia, con frío o con calor, porque sino no como" dice mirando como el humo inunda el lugar.

Cuando miramos el desmadre que existe en el lugar no podemos sino consultarlo sobre quienes, como y cuando se trabaja en el lugar o quienes tiran la basura que está por doquier, invadiendo los accesos e inclusive el canal que atraviesa la zona, "Acá tiran de todo, nadie controla nada y tiran lo que quieren" explica quien conoce el lugar como la palma de su mano, mientras, las moscas revolotean sobre un cordero muerto o retozan al sol sobre los bidones de agroquimicos que en gran cantidad pueblan el lugar.

Bidones agroquimicos Basural Arequito 110220

"Yo no entiendo por que acá no sale nada en el pueblo. Ni en la Tv ni en la radio. Si alguien habla o dice algo lo echan a la mierda. Necesita que se sepa lo que me están haciendo porque acá ocultan todo. Es como que nadie ve nada" dice este laburante quien trata de explicarnos nuevamente su situación aunque muy preocupado por el futuro de sus hijas y de su familia "yo no sé leer ni escribir y sueño y pienso en eso y no tengo ningún oficio pero a mi edad no tengo posibilidades, y si me sacan de acá ya no sé que hacer. Sigo peleando pero me quieren sacar a cualquier precio, pero quiero que mis hijas puedan estudiar, y hoy ellas tienen 8 y 16 años pero si me quedo sin trabajo que futuro les puedo dar?"

Ya sobre el final, cuando llega un amigo para darle una mano a cargar la camioneta, gira y antes de saludarnos vuelve a la carga "si me sacan de acá quedo en la ruina directamente y no se lo que haré, pero no me quiero mover de acá y no voy a aflojar. Quiero trabajar. Sólo eso".

Te puede interesar