SANFORD: DAY EVOLUCIONA BIEN DE LA CIRUGÍA DE TRASPLANTE Y HOY YA PASÓ A SALA COMÚN. SUS PADRES Y SU FAMILIA AGRADECIERON EL ACOMPAÑAMIENTO

Sanford 21 de febrero de 2020 Por Redacción
Padres y hermana de Dayana Calderón

Es miércoles, y casi 48 horas después de haber ingresado a la sala de cirugía en el Hospital Centenario de la ciudad de Rosario, los padres y la hermana de Day, transitan los minutos en la sala de espera mientras aguardan el parte médico de la mañana. Betty y Mauriana madre y hermana de Day, aprovechan el sol de la mañana fresca y toman unos mates en la explanada del nosocomio mientras Luis, su papá, monta guardia, ya mucho más tranquilo aunque ansioso.

Cuando buscamos su palabra, rápidamente se reúnen e improvisamos la charla pero lo primero que escuchamos es la palabra "gracias" por haber llevado esta maravillosa noticia a todo el pueblo Sanford que aguardaba saber sobre Day.

WhatsApp Image 2020-02-19 at 17.10.15Dayana Calderón

Luego de aquel llamado que recibiera Betty, su mamá a las 01:15 del miércoles pidiéndoles presentarse a las 7 AM en el Hospital Centenario, todo se aceleró y la espera de tanto tiempo, pareció diluirse en la esperanza de la llegada de un riñón para trasplantarlo inmediatamente.

Se abrazan, se amontonan para charlar con nosotros, pero es Betty, la mamá quien arranca "Day está muy bien y si dios quiere en minutos más ya va a pasar a una sala. Estamos muy contentos, muy felices por ella y por toda la familia y por todo Sanford que tanto nos apoya" y agrega "recién entré a verla y estaba muy bien, estaba sentada en su cama, y muy pero muy contenta"

Luis Alberto su papá, nos cuenta que "fue todo muy rápido, porque nos llamaron a la 01:15 de la mañana que el operativo estaba en marcha y debíamos venir al Hospital muy temprano, así que preparamos todo para llegar, hacer la diálisis, y después de eso a las 10:40 ya estaba lista para ingresar en el quirófano" aunque aclara que "tuvimos un pequeño detalle porque se asustó un minuto, pero luego, al conversar con nosotros y los médicos, pudimos seguir adelante" y recuerda las palabras del médico que iba a dirigir la operación que le dijo a su hija: "Es una oportunidad que se puede dar una única vez en la vida y no podía dejarla pasar"

Pero volvemos a charlar con la mamá que fue quien recibió aquella llamada que seguramente nunca en la vida van a olvidar: "hace 5 años que Dayana se hace diálisis tres (3) veces por semana. Nos levantábamos muy temprano, para esperar el remis que pasaba a buscarla para luego, esperar esas cuatro (4) horas que ella estaba en diálisis. Así que cuando recibí el llamado, diciendo que había un riñón para ella, no pudimos ni dormir y salimos para Rosario"

"Al recibir la noticia, tuve momentos de alegría, de llanto, la verdad que era como que no me esperaba que fuera a pasar, aunque nunca perdimos la fe, así que cuando el funcionario del INCUCAI me llamó, vino toda la familia a casa, y lloramos y nos alegramos todos juntos" sigue relatando Betty con la emoción a flor de piel y mientras se aprietan como buscando esa fuerza que siempre los acompaño nos cuenta que "nunca bajamos los brazos ni nosotros y mucho menos ella"

En ese momento preciso, llega el medico para informarles que Dayana en ese preciso instante estaba siendo trasladada a una habitación común y que en pocas horas más, también podrá estar en su casa en Sanford. Por eso es su hermana Mauriana quien toma la posta y primero que nada aclara "la atención aquí es muy buena. es excelente" y luego ya nos habla sobre lo que vendrá a partir de este momento "ahora comienza una nueva vida para ella. una vida con mejor calidad de vida" pero no sin antes recordar que "hace 5 años que esperábamos esto pero ahora que sucedió estamos felices por ella y por eso agradecemos a todos, los que nos llamaron y se preocuparon y a los que siempre estuvieron a nuestro lado, y por supuesto a todos los profesionales que intervinieron en la operación y también al Hospital Centenario"

Cuando culminó la cirugía, esa misma tarde, luego de cas tres (3) horas, fue su padre que entró a ver a su hija y ella le dijo "estoy feliz. Tuve mucho miedo pero ahora estoy feliz. Ojalá que este angel que llego a nosotros me cambie la vida"

Hospital Centenario
Hospital Centenario de Rosario

Te puede interesar