LOS PROFESIONALES DE LA SALUD TAMBIÉN REALIZARON UN BOCINAZO POR LA CIUDAD DE CASILDA VISIBILIZANDO SUS RECLAMOS

Locales 30 de mayo de 2020 Por Redacción
IMG_20200530_174504

A las 17 horas de este sábado frío y ventosos los profesionales de la salud de la ciudad de Casilda, médicos, y trabajadores del área, se congregaron para marchar como se había convocado en todo el país, desde el Hospital San Carlos. La iniciativa nació a raíz de la imputación judicial de dos (2) médicos de la provincia de Córdoba por la propagación del virus de coronavirus en un geriátrico.

Desde el Hospital San Carlos, una veintena de autos, salieron en caravana haciendo oír sus bocinas, por Lisandro de la Torre, hasta Casado, luego tomaron por Buenos Aires al Oeste hasta Washington, desde donde retomaron el Bv. Lisandro de la Torre hasta la Plaza de los Mástiles, donde se congregaron e hicieron oír sus reclamos y se manifestaron.

En el lugar, fue el Dr. Carlos Biagioli, quien llevó las voz cantante en representación de los profesionales: "estamos descontentos entre los prestadores de salud, porque hay una total desproporción enorme entre el presupuesto que maneja el poder judicial y lo que maneja sumados educación y salud sumados, y ahora aparecen, para enjuiciarnos por actitudes nuestras casi altruistas, trabajando en el frente de batala donde en todo el mundo el 14% de los contagiados son trabajadores de la salud"

IMG_20200530_174612

"Estamos precarizados laboralmente y muchos hasta el día no hemos cobrado, pero sobre todo queremos dejar en claro que no somo Ni héroes, Ni asesinos, somos médicos" expresó a su vez la Dra. Torresan que también habló ante los micrófonos de este medio.

Finalmente el Dr. Biagioli expresó a titulo personal que si bien "los recursos hoy están cubiertos pero si esto se complejiza es muy probable que a futuro veamos condicionado nuestro trabajo por falta de elementos de protección y de trabajo"

Esta marcha que se convocó de forma muy espontánea y se está realizando en toda la Nación, responde a una movida que nació en la provincia de Córdoba, donde se realizó una masiva protesta de médicos en rechazo a la imputación de dos (2) profesionales por un brote de coronavirus en un geriátrico.

Uno de los médicos imputados en Córdoba fue el director del geriátrico Santa Lucía, Marcelo Santiago Lazaro, a quien acusan de “propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, agravada por el resultado de enfermedad y muerte. El otro fue Lucas Figueroa, también imputado por “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas” en calidad de autor. Un delito que implica una pena de prisión de 3 a 15 años.

Te puede interesar