CASILDA: LA CÁMARA DE APELACIONES CONFIRMÓ LA CONDENA DE OSCAR PARDINI A 25 AÑOS DE RECLUSIÓN

Judiciales 10 de septiembre de 2020 Por Redacción
IMG_6214

La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rosario confirmó en el día de ayer, la condena a 25 años de prisión contra Oscar Pardini, quien abusó sexualmente y violentó física y psicológicamente a sus propios hijos desde que eran menores de edad y hasta que se fueron de la casa familiar, donde padecieron el horror de ser ultrajados durante casi dos décadas.

Hace exactamente un año atrás, el 3 de setiembre de 2019, los jueces Carlos Pareto, Juan José Tutau e Ignacio Vacca, en el marco de un juicio oral y público desarrollado en los tribunales de nuestra ciudad, leyeron la sentencia a la cual arribaron luego de desarrollado el juicio oral y público contra Oscar Carlos Alberto Pardini (60) por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, abuso ultrajante y abuso gravemente ultrajante cometidos contra varios de sus propios hijos, y que derivó en una denuncia y posterior acusación, por ser el padre de su propia nieta.

Oscar Pardini escuchaba su condena impávido e incrédulo, sin demostrar el más mínimo rasgo de arrepentimiento en sus mirada o en sus gestos, sin haber claudicado en su postura aún cuando fueron sus propios hijos quienes desnudaron el infierno que les hacía vivir. Oscar Carlos Alberto Pardini escuchó que su condena era de 25 años de prisión efectiva, accesorias legales y costas.

Ahora fue la vez de la Cámara de Apelaciones de los Tribunales de la ciudad de Rosario donde Oscar Pardini, que hoy ya tiene 60 años, escuchó de parte del tribunal de alzada integrado por Guillermo Llaudet, Gabriela Sansó y José Luis Mascali ratificara en todos los términos la sentencia dictada en setiembre del año pasado.

En un tramo del juicio que finalmente lo condenó, en un cuarto intermedio, Oscar Pardini le había susurrado a unos de sus defensores "no me importa pasar 30 años de mi vida en la cárcel, pero quiero que se sepa la verdad" tal vez pensando que era SU verdad la que la sociedad iba a conocer. La verdad no fue la que él inventó.

La verdad fue única e inapelable. Y ahora fue ratificada su condena.

Te puede interesar