¿DE QUE SIRVEN LOS CONTROLES SI DESPUÉS NO SE CASTIGA A NADIE POR EL INCUMPLIMIENTO DE LA CUARENTENA?

Locales 15 de septiembre de 2020 Por Redacción
Casilda 5

Mañana miércoles se cumplirán 180 días desde que el Gobierno Nacional estableció mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, teniendo en cuenta la pandemia a nivel mundial, el aislamiento social de forma preventiva y obligatoria, que luego se transformó en distanciamiento, que también era obligatorio.

En ambos períodos, hubo días de cierre total y días de mayor permisión para la circulación. Idas y vueltas.

Según establece el DNU quienes violen el aislamiento serán denunciados por la posible comisión de los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal. El último establece que “Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal".

La otra figura legal está dentro del Capítulo IV del Título VII del Código Penal que tipifica los delitos contra la salud pública. Así el artículo 205 dice que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Hasta principio de Junio, recibíamos los partes de la Jefatura de la unidad Regional IV donde daban cuenta que, hasta esa fecha, en Casilda, habían sido notificadas más de 550 personas y otras 250 en el resto del Departamento Caseros.

Ahora, surgen algunas inquietudes, teniendo en cuenta los idas y vueltas de las prohibiciones y permisos de circulación nos preguntamos: cuantas personas más fueron encontradas en situación de violación de la cuarentena, pero tal vez, la más importante sea: de que vale todo el trabajo, esfuerzo y recursos si después no se ha conocido ninguna imputación legal a las personas que violaron ese Decreto nacional en clara violación de dos artículos del Código Penal.

¿De que valen entonces, las recorridas, los retenes, las guardias, los desvelos, los recursos, el cansancio y los enojos si después nada sucede? y nos preguntamos ¿teniendo en cuenta todo lo que pasó hasta ahora, vale la pena seguir controlando, si después nadie actúa?¿Para que controlar fiestas, encuentros, fiestas, mateadas, o lo que sea, si después no hay ningún tipo de sanción para los infractores?¿Para que muchos se cuidan si cuando agarran a los que infringen las normas, nada pasa?¿Y el tribunal de faltas?¿y la Fiscalía?

¿Usted que opina?

Te puede interesar