SANFORD: HABLO EL CHOFER DEL CAMIÓN QUE IMPACTÓ LA VIVIENDA: "LA RUTA ME JUGÓ UNA MALA PASADA"

Sanford 21 de octubre de 2020 Por Redacción
IMG_20201020_124651

Pudimos dialogar en exclusiva con Fabian Gibaudo, oriundo de la localidad cordobesa de Jovita, que conducía el camión que impacto contra una vivienda el pasado lunes a la noche cuando por el estado irregular de la cinta asfáltica, según sus propias palabras, despistó y fue a dar contra una casa.

"Nosotros viajamos todos los días o día por medio al puerto, y venía normalmente, ya sabemos que llegando al semáforo, la carpeta asfáltica está en mal estado" contaba Gibaudo quien agregó que cuando llegan al lugar "tratamos de subir el camión a la huella pero el agua y lo resbaladizo del asfalto, hizo con que se cruce el camión y no pude ni siguiera frenar, y solo cerré los ojos y me preparé para el golpe"

Amplio conocedor de ese trayecto de casi 500 kilómetros, el camionero indicó "la 33 está totalmente intransitable, y los gobiernos deberían hacer algo urgente" ya que "no podemos pasar tranquilos por los pueblos, por nosotros y por las familias, la mía y quienes viven al margen de la ruta"

Si bien ya habían transcurrido más de 12 horas del accidente Gibaudo seguía conmocionado y no dejaba de expresar que "gracias a Dios no me pasó nada. Tengo solo una fisura en la rótula de la rodilla derecha" y sobre ese momento en particular nos contó "mantuve la calma y espere hasta donde pude, esperando que los Bomberos me sacaran, pero siempre quise saber como estaba la gente en la casa" y varias veces también expresó su deseo de poder hablar con los duelos de la vivienda.

Consultado sobre lo que significa este hecho en su vida nos dijo "si yo hubiera matado a alguien tal vez nunca más me subiría a un camión" pero "mis patrones están en el lugar del siniestro, ya que tienen otro punto de vista muy diferente al nuestro" aunque tampoco dejó de sentar muy claro que "no había tomado alcohol, no iba con el teléfono, no me dormí, no me descompuse, e hice las cosas responsablemente, y fue la ruta que me jugó una mala pasada".

Hoy Fabián Gibaudo, fue presionado por sus patrones para que renuncie, según nos adelantó hace instantes por mensaje. Él se la veía venir cuando aún en el lugar nos dijo "Vino la patronal y no les importó si tenía frío, si tenía hambre, si hacía mucho que estaba ahí. vinieron miraron los fierros que parece que es lo único que les interesa. Pero yo estoy tranquilo y veremos que pasa: si me dejan sin trabajo o vuelvo a trabajar"

"Gracias a Dios pude volver sano para mi familia,  mi esposa y mis tres (3) hijos" también nos contó pero sus patrones no se animan a despedirlo tal vez por ahorrarse unos pesos y lo obligan a renunciar.

Te puede interesar