LOS ÓMNIBUS DE LARGA DISTANCIA ESTÁN TRAMITANDO LOS PERMISOS PARA COMENZAR A CIRCULAR

Nacionales 22 de octubre de 2020 Por Redacción
omnibus

Las empresas de micro de larga distancia comenzaron a tramitar los permisos con los gobiernos provinciales para reanudar los servicios, paralizados desde marzo por la pandemia de coronavirus y reactivados por el gobierno nacional de cara a la temporada de verano, informaron desde la cámara que agrupa a las compañías.

«Estamos tramitando los permisos en las distintas provincias para ver en los próximos días con qué cronogramas y destinos restablecemos los servicios», señaló el director de Prensa de la Cámara Empresaria del Transporte de Larga Distancia (Celadi), Gustavo Gaona, en declaraciones formuladas a una emisora radial porteña.

El portavoz aseguró que «ya podemos empezar a trabajar», aunque aclaró que los micros volverán a circular «cuando haya certezas sobre las provincias que autorizarán los arribos».

Gaona contó que los primeros requisitos que exigen las provincias «tienen que ver con asegurar la trazabilidad de los pasajeros y con certificar que tengan alguna cobertura médica que les asegure recibir tratamiento en caso de contraer coronavirus».

El protocolo

Los protocolos para los micros de larga distancia abarcan cuatro capítulos referidos a la prevención en las empresas, las terminales y el interior de las unidades, además de los pasajeros.

Las medidas disponen el uso de tapabocas en forma permanente, una ventilación de 20 minutos por hora con ingreso de aire puro y sin recirculación, y un distanciamiento de 1,5 metros entre grupos íntimos de pasajeros.

Además, multiplica los recipientes con alcohol en gel y con agua para la constante higienización de manos y objetos, y marca que no habrá más catering a bordo, mantas, almohadones y auriculares.

«Las unidades estarán con un 40% de ocupación, porque entre un 60 y un 70% del espacio está destinado a respetar el distanciamiento y a un área especial que estará reservada a casos sospechosos de Covid-19», puntualizó Gaona.

Las medidas disponen el uso de tapabocas en forma permanente, una ventilación de 20 minutos por hora con ingreso de aire puro y sin recirculación, y un distanciamiento de 1,5 metros entre grupos íntimos de pasajeros
«Los pasajeros que aborden un micro deberán presentar su pasaje en el celular, controlar la temperatura y tratar de evitar llegar a las terminales acompañados y también las aglomeraciones en esos lugares», agregó.

Te puede interesar