"ESTA VEZ SENTÍ QUE ME IBA A MATAR". TERRIBLE TESTIMONIO DE UNA MUJER CASILDENSE GOLPEADA POR SU PAREJA,

Locales 29 de octubre de 2020 Por Redacción
IMG_7972 blureada

Mariela tiene 35 años, y hace una año que enviudó. En su mentón muestra un fuerte moretón del lado izquierdo y se le nota hinchada esa parte de su rostro. Mariela hoy tiene miedo porque su actual pareja, desde hace unos 6 meses, la golpeó ferozmente. Pero no es la primera vez. Mariela y su familia ahora dijeron basta, porque se cansaron de las agresiones, de las amenazas, de las presiones, y de vivir con miedo. Quieren que actúe la justicia.

"El lunes fui a la casa para buscar su ropa para lavar, y ya habíamos tenido una discusión muy fuerte porque él quería que yo cortara todos los vínculos con mi familia y que no tenga contacto de ningún tipo con ellos, ni por whatsapp ni por facebook" cuenta Mariela con el miedo a flor de piel.

Él le dijo "tenes que mandarlos todos a la mierda. Son unos negros que no sirven para nada". Él se llama Jorge Clemente M., tiene 36 años y trabaja en el corralón municipal y también como remisero. cuando Mariela le dijo que no "eso no va a pasar porque son mi familia y me ayudan cuando lo necesito", él se enfureció y le dijo "él único que tiene poder sobre vos soy yo y vas a hacer lo que yo quiero"

"Siempre me pegó y quería separarme de mi familia" cuenta Mariela que además, y aún hoy con el recuerdo reciente de la paliza que le propinó, explica que cada vez que sucedía "me amenazaba que iba a matar a uno de mis hijos, al más chico de ellos" y lo hacía con tanta saña que las dos (2) trompadas que hoy marcan su rostro, fueron con dedicatoria "una fue por uno de mis hijos y la otra trompada para otro de ellos".

"Él me torturaba psicológicamente cada vez que me pegaba, me amenazaba y después me decía que se arrepentía y me pedía perdón" pero a los pocos días volvía a pegarle de nuevo. La última vez, que la golpeó tanto, fue el mismo día de su cumpleaños cuando tuvo que quedarse dos días escondida en su casa y mintiéndole a su familia hasta que desaparezcan las marcas en su rostro, en sus ojos y en su cuerpo.

"Yo decía que me caía de la moto, que trabajando me golpeaba y buscaba maquillarme siempre para que no se me vean las marcas que me dejaba" y se quiebra su voz, como si sintiera la carga de no haber reaccionado antes, pero "esta vez sentí que me iba a matar" cuenta entre lágrimas "porque me lo decía siempre, pero esta vez, lo sentí"

Voy a contar lo que este hijo de re mil puta le hizo a mi sobrina anoche, así como ven en cada imagen esta mi sobrina....

Publicado por Ger Martínez en Miércoles, 28 de octubre de 2020

Esta vez, acompañado por Gerardo su tío, que la fue a socorrer y pudo hacer la denuncia que le dio valor para denunciar el maltrato.

Desde Accion Social de la Municipalidad, desde el colectivo Ni Una Menos, desde el gremio municipal, desde sus amigos y desde el Tribunal de Familia, recibió apoyo psicológico pero sabemos que los minutos son cruciales, que una Orden de restricción no sirve para nada. Son necesarias acciones más concretas y urgentes.

Cuando hablamos con su tío, y le preguntamos si confiaba en la Justicia fue taxativo: "No. No confío"

"Me pegó en la espalda, en la mama derecha, en las manos, en las piernas, en el estómago, porque sabe que yo sufro de los riñones, en el pecho donde tengo un problema, y sabe donde me duele y me daba patadas y trompadas hasta caer del dolor y no me dejaba ni siquiera llorar" explica Mariela.

"Tengo miedo porque siempre me decía que él no le tenía miedo a nadie ni nada que perder y que matar una negra como yo era muy fácil, para luego tirarme al zanjón y taparme con cal, si total nadie me iba a reclamar". Ahora depende la justicia.

Escuchá el terrible testimonio de Mariela:

Te puede interesar