Bajá la música chabón

Policiales 18 de enero de 2016 Por
Mató a su vecino porque tenía la música muy fuerte. Ocurrió en Lomas de Zamora. La víctima, de 23 años, tenía un hijo de cuatro y su mujer estaba embarazada. El asesino le disparó a la cabeza pese a que ya había bajado el volumen y luego fue detenido.
Musica alta

Mató a su vecino porque tenía la música muy fuerte. Ocurrió en Lomas de Zamora. La víctima, de 23 años, tenía un hijo de cuatro y su mujer estaba embarazada. El asesino le disparó a la cabeza pese a que ya había bajado el volumen y luego fue detenido.

El hecho ocurrió en la calle Tunuyán al 200, casi esquina Homero, en un barrio de casa bajas en la localidad de Parque Barón, donde Alberto Alejandro Pazos escuchaba música junto a familiares y amigos. En esas circunstancias, una vecina de la cuadra se acercó y le pidió que bajara el volumen de la música, pedido al que Pazos, según la versión oficial, habría accedido.

“Mi cuñado bajó la música y salió el loco este con un fierro en la mano y apuntó a mi hermana en la panza y a mi cuñado en la cabeza”.
Sin embargo, el marido de la mujer salió de su casa con una pistola en la mano y efectuó al menos un disparo que impactó en la cabeza del joven, quien cayó herido y tuvo que ser llevado de urgencia a la clínica 2 de Abril de Lomas de Zamora, donde los médicos constataron que la bala le había afectado el parietal izquierdo.

Fuentes de la investigación indicaron que, luego de recibir las primeras curaciones, Pazos fue derivado al Hospital Finochietto de Avellaneda, donde murió ayer a la tarde.

En tanto, poco después del hecho, agentes de la Coordinación Departamental de Lomas de Zamora detuvieron a Osvaldo Andrili, de 71 años, como presunto autor material del ataque.

Un cuñado de la víctima recordó ayer que todo comenzó cuando la mujer de Andrili salió “gritando” para que bajaran el volumen y Pazos estaba junto a “su hijo de cuatro años y su pareja embarazada de cuatro meses”.

“Mi cuñado bajó la música y salió el loco este con un fierro en la mano y apuntó a mi hermana en la panza y a mi cuñado en la cabeza”, contó.

El testigo dijo que su cuñado no respiraba cuando cayó herido, pero que él lo reanimó al practicarle primeros auxilios.

La hermana del joven dijo entre lágrimas que “es una injusticia lo que se hizo acá. Estaba por cumplir 24 años dentro de dos meses y la mujer estaba embarazada. Quiero que el asesino quede preso para toda la vida.”

Te puede interesar