"ESTOY ARREPENTIDO DE LO QUE HICE Y PIDO DISCULPAS, PERO ESTABA DESESPERADO"

Locales 07 de noviembre de 2018 Por
Dialogamos con el padre del bebé que ingresó a la guardia del hospital la semana pasada con un objeto en su garganta y que en un arrebato de deseperación rompió el vidrio de la ventanilla de la guardia del Hospital San Carlos y la puerta de acceso a los consultorios, hiriendo a una empleada y a una mujer policía. "Estoy arrepentido de lo que hice y pido disculpas, pero estaba desesperado" expresó el padre del bebé en exclusiva a este medio, quien contó que revivió lo que le sucedió hace 3 años atrás cuando un hijo de 2 meses falleció en una situación muy parecida.
Hospital San carlos Guardia (2)
Guardia Hospital San Carlos de Casilda

Dialogamos con el padre del bebé que ingresó a la guardia del hospital la semana pasada con un objeto en su garganta y que en un arrebato de desesperación rompió el vidrio de la ventanilla de la guardia del Hospital San Carlos y la puerta de acceso a los consultorios, hiriendo a una empleada y a una mujer policía. "Estoy arrepentido de lo que hice y pido disculpas, pero estaba desesperado" expresó el padre del bebé en exclusiva a este medio, quien contó que revivió lo que le sucedió hace 3 años atrás cuando un hijo de 2 meses falleció en una situación muy parecida.

Recordemos que la madrugada del jueves 01 de noviembre pasado (Ver nota) La madre de un bebé de aproximadamente 9 meses llegó hasta la guardia del Hospital San Carlos indicando que el menor habría ingerido un objeto extraño que podría ser u botón y que no habían podido sacarlo, siendo que sangraba en su garganta y lloraba por la molestia.

El papá, con quien dialogamos, habría llegado unos minutos después, corriendo y al querer ingresas a los consultorios a acompañar a su esposa e hijo, no se le habría permitido, por lo que en un arranque desesperado atinó a patear la puerta de ingreso y romper el vidrio de la ventanilla de atención al público de la guardia del hospital, lastimando a una empleada del nosocomio y a una mujer policía presente en el lugar.

El hecho, que generó mucha polémica en las redes sociales ante la violencia espontánea de este padre de tan solo 31 años sucedió, según nos relata, "mientras mi nene estaba jugando, percibimos que estaba dando arcadas y vemos que tenía algo en la garganta. Al tratar de extraérselo, y no poder, vemos que comienza a escupir sangre y como vivimos a pocas cuadras, mi señora sale corriendo con el bebé mientras yo veo como hacía con nuestro otro hijo para ir también hacia la guardia" y completa que "cuando lo ví mi bebé estaba morado y le costaba mucho respirar"

"Al llegar a la guardia, la empleada le empezó a tomar los datos y veía mi señora que el bebé estaba desesperado por respirar" explica el papá del bebé y continúa "cuando yo llegué mi señora y el bebé ya habían ingresado al consultorio, aproximadamente 3 minutos antes que llegue"

Claro, todos desconocemos que, y según él mismo nos cuenta "hace 3 años atrás, ya pasé algo similar con otro hijo de tan sólo 2 meses de vida, y recorrer corriendo las mismas cuadras y pasar por la misma desesperación de esa vez fue muy fuerte. En esa oportunidad, yo llevaba a mi hijo en brazos y cuando llegué, mi bebé ya había fallecido"

Pero volviendo al caso de la semana pasada comenta casi como buscando nuestra comprensión "no digo que lo que hice está bien, porque por mis acciones dos personas terminaron lesionadas y créanme que me siento muy mal por eso, pero entiendanme que como padre me desesperé porque sentía a mi hijo llorar y yo no podía entrar a verlo" y amplía "claro está que quiero agradecer a los médicos y personal del Hospital porque hacen lo imposible y de hecho hicieron todo bien y que yo haya actuado así no es su culpa y me hago responsable por mis actos. Se me nubló todo y pasar de nuevo por un momento tan horrible que no se lo deseo a ningún padre". 

Si bien, el bebé está bien, todavía no expulsó el objeto que habría ingerido, ya que esa misma noche, mediante una placa radiográfica se había constatado pero que hasta el momento de realizar la nota, no lo habría expulsado, encontrándose hoy en tratamiento médico.

Luego de haber pasado un tiempo y ya habiendo reflexionado mucho sobre lo sucedido nos cuensta este joven padre "quiero pedirles disculpas a ambas chicas, no era mi intención lastimarlas en absoluto, pero escuchar a mi hijo llorando desesperado y volver a vivir todo nuevamente con otro hijo, me descolocó" y sin dejar de eludir lo sucedido explica que "ahora hay un proceso judicial en el cual hicimos una propuesta para subsanar los daños pero que quede claro que me hago cargo de mis acciones y estoy arrepentido por lo que hice"

Te puede interesar