HAMBRE EN CASILDA: UNA IGLESIA YA CUMPLE UN AÑO DÁNDOLE DE COMER A MÁS DE 150 CHICOS.

Locales 21 de noviembre de 2018 Por
El sábado pintaba con nubarrones pero no impidió que unos 75 chicos se arremolinaran en el patio de la Iglesia "Vida Abundante" del Pastor Sergio Alfaro y su esposa tienen en Nueva Roma "C". Es que es sábado y es día de llenar la panza con algo calentito. Adentro del salón, unas 6 mesas prolijamente acomodadas con sus platos y vasos coloridos esperan que las cocineras y sus ayudantes terminen su labor y llene esos platos y esos corazones con algo de comida caliente. Hoy hay fideos con salsa de tomates y carne y de postre gelatina de frutas. Pero hay una sorpresa, y los chicos lo saben, mientras corren, van y vienen, no le pierden el ojo a la torta que hay para festejar que ya hace un año, están trabajando en esta noble tarea.
Comedor Vida Abundante

El sábado pintaba con nubarrones pero no impidió que unos 75 chicos se arremolinaran en el patio de la Iglesia "Vida Abundante" del Pastor Sergio Alfaro y su esposa tienen en Nueva Roma "C". Es que es sábado y es día de llenar la panza con algo calentito. Adentro del salón, unas 6 mesas prolijamente acomodadas con sus platos y vasos coloridos esperan que las cocineras y sus ayudantes terminen su labor y llene esos platos y esos corazones con algo de comida caliente. Hoy hay fideos con salsa de tomates y carne y de postre gelatina de frutas. Pero hay una sorpresa, y los chicos lo saben, mientras corren, van y vienen, no le pierden el ojo a la torta que hay para festejar que ya hace un año, están trabajando en esta noble tarea.

El Pastor Alfaro nos recibe en su despacho, mientras afuera los chicos y chicas corren y gritan jugando. están contentos. Estamos en el Centro Cristiano "Vida Abundante" donde desde hace una año a esta parte vienen preparando comida para darle un plato caliente a mas de 150 chicos de toda la ciudad: Nueva Roma, Yapeyú, Granaderos a Caballos, Alberdi. Algunos, como los que andan correteando vienen al templo y otros tantos, se les lleva la vianda a algún punto donde pasan a buscarla.

"Pancitas llenas-Corazón contento" es el nombre que eligieron para llamar a esta patriada, chica, a pulmòn, despacito, pero enorme àra quien lo necesita. Inconmensurable. El barullo por momentos da gana de sumarse a la jarana de la pibada en el patio del templo.

"Hace ya un año que decidimos organizarnos y comenzar con este comedor donde intentamos paliar algo de la necesidad que existe en la población, sobre todo infantil y lo hacemos los sábados porque creemos que en la semana, a través del colegio, ya tienen un apoyo alimentario, y entendemos que el fin de semana quedan sin nada" explica el pastor Alfaro aunque amplía que "hoy en día tenemos entre 70 y 75 chicos que comen aquí en el auditorio del templo pero llevamos viandas al potrero de Yapeyú, también llevamos a Granaderos a Caballos, y también al FONAVI o a Alberdi"

Y teniendo en cuenta la situación social de la ciudad, inmersa en una realidad que nos atraviesa sin poder obviarla, la consulta obligada es como hacer cuando aumente esa demanda, ya que el panorama no es muy alentador "obviamente si llega algún nene nuevo, obviamente lo vamos a recibir de brazos abiertos, y donde comen 75 pueden hacerlo 80, y veremos la manera que todos se vayan habiendo comido un plato de comida y gracias a Dios hasta ahora lo hemos podido llevar a cabo pero en la medida que nos vaya superando veremos como hacemos para llevarlo a adelante" comenta Alfaro pero aclara como para abonar la cuestión que hoy en día "hay algunos mayores que se están acercando a buscar comida y eso antes no sucedía"

Antes de terminar, damos una vuelta por la cocina desde donde viene un fuerte aroma a salsa y de las ollas emana el vapor típico de las pastas. Unas manos firmes remueven con las cucharas las ollas grandes mientras otras van ultimando los detalles para colar los fideos mientras los jóvenes que servirán las mesas, preparan las fuentes y van conteniendo a los chicos que ya ansiosos van buscando un lugar. Todas visten un delantal y una cofia. Pero por sobre todo, todas coquetean para salir lindas en la foto aunque sin dejar de pensar en aquello más importante que son los chicos que esperan ese plato caliente.

IMG_20181117_115447Comedor Vida Abundante 6

El pastor, nos cuenta que la idea inicial fue de su esposa, quien ahora no pudo acompañarnos pero "su idea fue hacer algo con cierta excelencia que sea lindo y ordenado para que los chicos tengan un ambiente familiar, limpio y cuidado" y en ese momento, comienza la colada y el vapor inunda la cocina, mientras el propio pastor se preparaba para llevar las viandas a los barrios.

Antes nos explica que toda esta movida si bien demanda mucho trabajo y esfuerzo "siempre hay gente solidaria que se va acercando y aporta algo y la verdad que vemos que Dios nos va proveyendo lo que necesitamos y la verdad que día a día vamos viendo que haremos el fin de semana" y aclara también que "lo estamos haciendo entre nosotros, aunque cada tanto algún funcionario o legislador que hace alguna donación pero fundamentalmente lo hacemos entre nosotros con gente de la misma congregación,. Tenemos la posibilidad de hacerlo, lo intentamos y lo logramos".

Una vez que las fuentes ya están servidas, algunos jóvenes que colaboran, organizan a los chicos y chicas en las mesas, agradecen la comida que disfrutarán hoy y comienzan a servir. Nadie grita ya, nadie corre. todos los ojos buscan la puerta de la cocina desde donde salen las fuentes que llegaran a la mesa con unos ricos fideos con salsa.

IMG_20181117_120632IMG_20181117_120357

Ahí recordamos las palabras del pastor Alfaro que nos explicaba que "No queremos solo darle un plato de comida sino que se sientan contenidos y aportarles valores de la vida cotidiana y es interesante que cuando comenzamos, casi se nos escapaba de las manos pero poco a poco pudimos ir cambiando esa situación y con mucho amor logramos que entiendan que lo hacíamos por ellos mismos."

Nos sentamos a la mesa con los chicos que quieren saber por que saco fotos y me van preguntando si me gustan los fideos. Me quedo mirándolos, mirándome en ellos, admirado por su respeto y por su educación. "Creemos que todo esto que hacemos va a dar sus frutos" nos decía el pastor. A mi entender ya dio sus frutos. Termino mi plato, agradezco a todos, y los chicos antes que las cocineras me saludan alegres y felices. Claro, viene la gelatina y después la torta para festejar este primer año. 

Aunque la verdad, no habría que festejar poder comer pero si poder ayudar.

Boletín de noticias