PRISION PREVENTIVA PARA LA MUJER POLICÍA ACUSADA DE ABUSO SEXUAL DE SU PROPIA HIJA MENOR DE EDAD

Judiciales 01 de diciembre de 2018 Por
En horas del mediodía de este sábado, el Fiscal adjunto del Ministerio Público de la Acusación Unidad Fiscal Casilda, Dr. Emiliano Erhet, imputó a Jorgelina S., de 28 años de edad, suboficial de policía, por el delito de abuso sexual de su hija de 9 años de edad, y solicitó la medida cautelar de prisión preventiva además de la declaración de la menor en Cámara Gesell como anticipo jurisdiccional de prueba. La mujer policía en su declaración indicó que fue un accidente doméstico lo que provocó las lesiones de la menor y se declaró inocente de los hechos que se le imputan. La Jueza interviniente en esta etapa del proceso de la Instrucción Penal Preparatoria, Dra. Mariel Minetti, hizo lugar al pedido de Fiscalía y dictó la prisión preventiva por 70 días.
Mujer Policia acusada abuso
Mujer Policía acusada de abuso sexual es trasladada a la Unidad Penitenciaria Nº 5 de mujeres de Rosario.

En horas del mediodía de este sábado, el Fiscal adjunto del Ministerio Público de la Acusación Unidad Fiscal Casilda, Dr. Emiliano Erhet, imputó a Jorgelina S., de 28 años de edad, suboficial de policía, por el delito de abuso sexual de su hija de 9 años de edad, y solicitó la medida cautelar de prisión preventiva además de la declaración testimonial de la menor en Cámara Gesell como anticipo jurisdiccional de prueba. La mujer policía en su declaración indicó que fue un accidente doméstico lo que provocó las lesiones de la menor y se declaró inocente de los hechos que se le imputan. La Jueza interviniente en esta etapa del proceso de la Instrucción Penal Preparatoria, Dra. Mariel Minetti, hizo lugar al pedido de Fiscalía y dictó la prisión preventiva por 70 días.

Según se desprende de la investigación llevada a cabo por la Fiscalía y amparado en lo informado por los profesionales intervinientes, estamos frente a un terrible caso de características muy fuertes ya que la fiscalía acusó a la imputada por "abuso sexual con acceso carnal por vía vaginal y anal con uso de elemento fálico, agravado por ser cometido por su ascendiente y por haber sido cometido contra un menor de 13 años, en concurso real y por corrupción de menores, agravado por el vínculo y por la convivencia, por ser la autora material en concurso real y consumado"

con características y detalles brindados por el médico forense que realmente son muy fuertes y por tratarse de una menor, vamos a reservar los mismos hasta instancias posteriores del proceso.

Los hechos en cuestión que desencadenaron finalmente la denuncia, tienen su inicio en la noche del día miércoles 28 cuando la menor, de 9 años de edad, estaría tomando un baño en la casa que habita junto a la madre, su hermana, también menor de 10 años de edad, y ocho (8) personas más, según surge de la declaración de la imputada. Y aquí es donde difieren las versiones, ya que la madre indica que la niña se habría caído en la ducha, golpeándose contra algún elemento rígido, en la zona vaginal desencadenando una hemorragia posterior a finalizar su ducha, y trasladándola luego al Hospital San Carlos de nuestra ciudad para su atención.

Según la fiscalía, la hemorragia con que la menor ingresa al nosocomio local es producto del abuso producido por la introducción de un elemento fálico (o vibrador) provocando una gran pérdida de sangre vía vaginal, por lo que luego de la concurrencia de un ginecólogo, además de la médica de guardia y un pediatra, quienes realizaron un "taponamiento", fuera derivada al Hospital de Niños de Rosario ya que el Hospital tiene su quirófano en remodelaciones y era necesaria la intervención quirúrgica con anestesia de la paciente. previo al traslado, el pediatra puede dialogar con la menor que le relata lo sucedido.

Una vez atendida en el Hospital de Niños de Rosario "Victor J. Vilela" y ante la comunicación telefónica, ya durante la mañana del día jueves 27, con los profesionales atendientes en Casilda, el Jefe de Pediatría del nosocomio local, Dr. Palanca decide realizar la denuncia correspondiente en fiscalía con el diagnóstico suministrado por el Medico Forense Dr. Pineda de la ciudad de Rosario que ratificó técnicamente y mediante los protocolos médicos adecuados la constatación del abuso.

A partir de este momento la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia toma cartas en el asunto para resguardar la menor, así como de su hermana que estaba en Casilda en su casa con sus abuelos, y procede mediante la intervención de la Agencia Provincial de Investigación de Trata de Personas y Violencia de Género, quienes en horas de la tarde proceden a tomar las declaraciones de la menor mediante profesionales especializados, y de la madre, que estaba con ella en la ciudad de Rosario, y luego con personal de investigaciones especializado proceder al allanamiento del domicilio de barrio Yapeyú, donde se habrían producido los hechos en horas de la noche del jueves, culminando en horas de la madrugada del viernes, incautando elementos de interés para la investigación, y procediendo a la detención de la madre en Rosario.

La menor debió ser intervenida quirúrgicamente para la reparación de la región perineal y evoluciona favorablemente.

La defensa de la imputada, ejercida por el Defensor Público Dr. Facundo Principiaro, se opuso a la solicitud realizada por la Fiscalía argumentando que los informes médicos no eran contundentes además de cuestionar el plazo de casi 16 horas transcurridas entre el ingreso de la menor con su madre al nosocomio casildense y la denuncia realizada por el Jefe de pediatría, Dr. Palanca, tratando el letrado de esta manera de demostrar que si la gravedad del caso hubiera sido tal, no debería haber pasado tanto tiempo o abonando la teoría de la madre que en su declaración indicó que "el ginecólogo que atendió a mi nena le metió mano por todos lados, provocando las hemorragias en cuestión"

Por momentos y durante el transcurso de la audiencia, con la presencia de familiares de la mujer policía imputada, los medios de prensa, la custodia policial, la defensoría, el fiscal con sus asesores y la Dra. Isern del Juzgado de Menores, además del personal de la Oficina de Gestión Judicial y la Jueza, Dra. Minetti presentes, se notaba un clima tenso ante el relato pormenorizado y escabroso que hacía el Fiscal sobre los detalles de las lesiones que presentaba la menor, lo que contrastaba con la "tranquilidad" de la madre, tal vez respaldada en su propia versión de los hechos.

Finalmente, luego de poco más de una hora tensa, la Jueza interviniente en esta etapa del proceso de la Instrucción Penal Preparatoria, Dra. Mariel Minetti, hizo lugar al pedido de Fiscalía y dictó la prisión preventiva por 70 días considerando que se encontraban cumplidos los presupuestos para dictar la medida cautelar además de aceptar la realización inmediata de la declaración de la menor en Cámara Gesell, como anticipo jurisdiccional de prueba sin la presencia de la imputada, en virtud del resguardo del interés superior de la menor.

Ambas menores, en este momento se encuentran fuera del ámbito familiar y bajo la tutela de la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia en lugar desconocido para la familia.

Te puede interesar