OTRO GOLPE AL BOLSILLO: LA CARNE AUMENTARÍA UN 30% LOS PRÓXIMOS DÍAS

Economía 02 de febrero de 2019 Por
carne-argentina-cortes

La carne vacuna, el alimento de mayor preferencia por los argentinos, va camino a un nuevo y significativo aumento de su precio en el mostrador. Es por el fuerte aumento en el valor de la hacienda y en los gastos de los frigoríficos. Durante 2018, subió unos puntos menos que la inflación.

El fuerte incremento reflejado durante enero por la cotización de la hacienda en pie y la suba de costos en general que afronta la industria frigorífica hacen presumir que la actualización del precio de la carne rondaría el 30 por ciento, según proyectan frigoríficos y abastecedores. Algunos aseguran, inclusive, que el reajuste podría ser mayor.

De esta manera, advierten que en los próximos días cortes como las pulpas (nalga o cuadril) de ternera o novillito, los animales más demandados, puedan llegar a superar los 300 pesos el kilo. En algunas grandes bocas minoristas esos valores ya figuraban en las pizarras.

Durante enero, la recuperación que mostró el precio de la hacienda hizo que los valores mayoristas (el de la media res que compra el carnicero para la venta) tuvieran un ajuste de hasta 30 por ciento. En muchos casos, y a la espera de que el alza en la hacienda fuera circunstancial, los aumentos fueron absorbidos en parte por el canal minorista.

Sin embargo, en la última semana, la fuerte actualización que tuvo el precio de la hacienda llegó para quedarse, en un contexto de escasa oferta. Como referencia, el lunes pasado en el remate realizado en la Sociedad Rural de Jesús María, los precios de los novillitos de entre 300 y 350 kilos subieron 26 por ciento, mientras que los de la vaquillona se ajustaron 36 por ciento. “Estos aumentos ya van a ser imposibles de absorber”, advierten los abastecedores.

Mientras tanto, los frigoríficos han arrancado el año con aumento en los costos. Industriales consultados manifiestan que las mayores erogaciones, vinculadas al pago de tasas del Senasa y a la baja en el precio de los productos del recupero de la faena –en especial el cuero–, derivarán en un incremento en el valor de los servicios de faena que les cobran a matarifes y abastecedores. Si bien afirman que el aumento no será tan significativo como el de la hacienda, seguramente rondará 20 por ciento.

En diciembre, un relevamiento realizado en la ciudad de Córdoba por el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), sobre 80 bocas minoristas, mostró que durante 2018 el precio de la carne al mostrador subió 40,6 por ciento, por debajo del 47,6 que marcó el índice de inflación. Hay que tener en cuenta que, en ese mismo período, la hacienda en pie había tenido un aumento inferior, por debajo del 40 por ciento.

De enero de 2018 a enero 2019, los cortes de carne vacuna aumentaron 57,5 por ciento, según el relevamiento mensual de precios en supermercados que realiza La Voz.

Para 2019, las proyecciones del movimiento Crea, que agrupa a los productores ganaderos más eficientes del país, son que la oferta de hacienda va a ser menor a la del año pasado y que el consumo interno se ubicaría por debajo de los 54 kilos por habitante al año. Con las exportaciones traccionando una mayor demanda, se espera que durante el año los precios ganaderos tengan un reajuste por encima de la inflación.

Desde la Cámara de Supermercados sostuvieron que durante los últimos días la carne llegó con un aumento, y que en los próximos días llegará otro, de entre el 20 y el 25 por ciento, que impactará fuertemente en el mostrador.

“Durante el año 2018, el rubro carne no se destacó sobre el resto por los aumentos. El precio estaba retraído comparativamente con el proceso inflacionario que hubo”, aclaró el presidente de la entidad, Víctor Palpacelli.

Además, detalló que, al ser productos que representan un costo importante, creen que muchos compradores migrarán al arroz, los fideos y las harinas.

Te puede interesar