CRISIS: HELVÉTICA DE CAÑADA DE GOMEZ REDUCE EN 50% SU PERSONAL POR LA ESTREPITOSA CAÍDA DE LAS VENTAS

Cañada de Gómez 19 de febrero de 2019 Por
Semirremolque Helvética

La empresa Helvetica, radicada en el parque industrial de la vecina ciudad de Cañada de Gómez, ofreció el retiro voluntario para la mitad de sus noventa trabajadores, a raíz de la fuerte crisis que atraviesan. El oscuro panorama se comenzó a visualizar el año pasado, cuando se negoció con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que la planta iba a trabajar solo tres semanas al mes y los trabajadores cobrarían un 80 por ciento del suelo.

Recordemos que en septiembre pasado, Helvética, decidió parar su producción y cerrar la planta hasta fin de año, debido a una caída de ventas de 80 a 90 por ciento. Suspendiendo a sus 90 empleados pagándoles la mitad del sueldo. La seccional cañadense de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) aceptó la decisión empresaria en aquel momento en aras de sostener la fuente de trabajo.

Helvética es una marca líder a nivel nacional en el mercado de los acoplados y semirremolques para el transporte. Su ritmo de producción hasta el año 2017 oscilaba entre las 50 y 60 unidades fabricadas cada mes en su predio del parque industrial de Cañada de Gómez. En 2015 su dueño, Raúl Corna, había invertido 110 millones de pesos para remodelar su planta fabril. Sin embargo, la recesión hizo que las ventas disminuyeran, con una pendiente más pronunciada desde el mes de mayo. El mes de agosto del 2018, en sus galpones se fabricaron solamente cinco acoplados.

"La caída de ventas es insostenible, y así están todas las industrias. En el caso de Helvética, hubo diálogo con la UOM y llegaron a este acuerdo para no dejar sin trabajo a nadie, pero ante la necesidad de hacer una reducción salarial hasta fin de año, para ver cómo se va moviendo la economía", había explicado en aquella oportunidad Marcelo Cogno, secretario de Producción municipal de esa ciudad.

Pero, según explicó Marcelo Peralta, ex delegado que ahora aceptó el retiro, la situación se complicó a fin de año. “Había un rumor de que iban a despedir 40, 50 obreros. No creímos en eso y firmamos durante los últimos días de septiembre un convenio que bajaba los salarios al 50 por ciento y determinaba el cierre de la planta hasta el 31 de diciembre. Al otro día despidieron a cinco jefes de planta y otros dos compañeros de Rosario. La crisis es cierta porque durante los últimos meses prácticamente íbamos a cumplir horario, no había nada para producir”. 

En ese marco, “nos juntamos con los compañeros y acordamos que lo menos grave era retirarnos cobrando el 100 por ciento de la indemnización”. El ex empleado crítico las políticas del gobierno nacional, en tanto “la situación se repire en Metalsur, Firmat, Vasalli, Tenaris”; al tiempo que también reprochó que la UOM de Cañada de Gómez no había lanzado ningún plan de lucha ante esta situación.

Boletín de noticias