UN BANCO LA REMATA LA CASA A UNA JUBILADA DE 80 AÑOS, VIUDA DE UN ENTRAÑABLE PERSONAJE DE CASILDA

ULTIMO MOMENTO !! 26 de junio de 2019 Por
Bandera remate

El viernes que viene, Lidia, cumplirá sus 80 años de vida. Hace 12 que perdió a su compañero y amor de toda la vida: Atilio, "El Chilo" para todos los casildenses. Y en lugar de poder festejar con sus hijos, sus nietos y su familia como tenían planeado, el mismo viernes, día de su cumpleaños, el Banco Macro le rematará a través de un martillero y por orden judicial, su casa, su hogar. La deuda se originó en una tarjeta de crédito que por la crisis de los años 90's "El Chilo" no pudo pagar.

Casi por azar, hace poco tiempo atrás, la familia recibió una notificación judicial sobre un inminente remate judicial por parte del Banco que hoy se llama Macro, pero que antes fue Bisel y antes Independencia y antes y antes y antes... pero que nunca antes, tampoco, nada la avisaron. Ahora estamos a horas de un inminente acto de injusticia y despojo.

Con ese banco, el de antes, allá por 1996 Atilio Chierici, "el Chilo", tenía una deuda por la tarjeta de crédito que no pudo pagar, y a pesar de los esfuerzos que hizo, nunca llegó a saldar la deuda y entonces algún empleado bancario en su momento le "aconsejó" que ponga la casa como garantía.

La cuestión es que pasó el tiempo, y "el Chilo", aquel del avión, aquel de la radio, aquel que supo acompañar a Germán Zarantonello, entre otros, cuando había que parar los remates de las chacras cuando la crisis ya mostraba su peor faceta, falleció hace unos 12 años a esta parte y el seguro de vida que debe tener todo préstamos bancario, no le cubrió la deuda. O al menos eso le dijeron a la familia.

De joven, "El Chilo" viajaba a Alto Valle de Río Negro a buscar las manzanas que luego vendía en nuestra ciudad, pero que toda la región conocía. Allá en la Patagonia, hace 60 años atrás, conoció a Lidia y se enamoraron. De allá "se la trajo" se casaron y tuvieron dos hijos. Acá formaron un hogar. El mismo que ahora el banco quiere rematarles.

Al banco no le interesan ni las manzanas, ni el avión, ni la radio, ni un hogar, ni la sucesión, ni que ocho cuartos. Un banco trabaja con plata, ganando plata y haciendo plata, por lo que lo único que le interesa es hacer plata para cobrarse la plata. Pero atrás de esos ladrillos hay una historia, y son seres de carne y hueso

Tal vez. sus amigos, sus conocidos, sus clientes, sus oyentes, se acuerden y le den una mano a la familia del Chilo, que desesperadamente quieren conservar su casa. Minimamente que no echen a Lidia a la calle. Seguramente que sí, seguramente habrá una ciudad de pie contra una injusticia. 

De la mano del liberalismo volvió la crisis, como en los 90's, como en el 2001. Volvieron los remates, volvieron los desalojos. Seguramente también volverá la gente a defender lo que es de la gente.

El viernes, el día del cumpleaños de Lidia, a las 10 de la mañana frente a los Tribunales de calle Casado. Ahí será. Ahí es donde debemos estar.

Boletín de noticias