EL SUPUESTO AUTOR DEL ATROZ FEMICIDIO DE LA REMISERA FUE IMPUTADO Y QUEDO EN PRISIÓN PREVENTIVA

Judiciales 09 de septiembre de 2019 Por
Hector Lirusso femicida
El femicida es trasladado esposado a la Alcaidía local luego de la audiencia

En la mañana de este lunes tuvo lugar en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de la ciudad de Casilda, la audiencia imputativa contra H.A.L. de 68 años de edad y confeso autor del asesinato de la remisera Carmen Rodriguez de 70 años de edad, el pasado jueves 5 de setiembre en su casa de Sargento Cabral 1864 de Nueva Roma B de Casilda. El jardinero, jubilado municipal, quedó imputado por homicidio culposo agravado por su condición de género, o sea femicidio, en carácter de autor y como hecho consumado.

En la audiencia mencionada, el fiscal que estuvo a cargo de toda la investigación por parte del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Dr. Emiliano Ehret, fue relatando como se fueron sucediendo los hechos conforme pudieron desandar en base a las pesquisas realizadas por personal de la PDI.

En principio surge que la víctima habría contratado los servicios de una persona para que realice trabajos de jardinería y desmalezado en su vivienda, y que ese día diferentes vecinos vieron como en diferentes momentos del día una u otra persona iba llegando o saliendo de la casa, pero como era habitual por su trabajo, no le llamó la atención, fundamentalmente a sus vecinos.

Como la mujer tenía dos (2) vehículos trabajando como coches de alquiler en la Remiseria Argentina, los dos hombres que tenía como choferes se comunicaban a diario, pero ese día las ultimas comunicaciones con ella se sucedieron alrededor de las 14:00 horas y hasta notar la falta de respuesta a los llamados, se decidieron ir hasta su casa alrededor de las 20:45 horas, previo llamado al 911, ya que la puerta de la casa se hallaba entreabierta, descubriendo entonces que su cuerpo yacía sin vida en el garage de la vivienda.

El cuerpo de la mujer, se encontraba en el piso del garage, en medio de un charco de sangre, con la cabeza destrozada producto de los golpes que el asesino le habría asestado con saña y con alevosía, sobre todo arriba de su oreja derecha de su cabeza con un caño, haciendo con que prácticamente le estallara el cráneo. Además, y según se desprende del pre-informe de autopsia emitido por el IML de Rosario, la mujer habría recibido golpes en la zona abdominal, en sus manos, en su cara, y también mostrando signos de estrangulamiento en la parte del cuello.

Según el mismo pre-informe los mazazos que terminaron con la vida de Carmen Rodriguez, fueron en la zona fronto-parieto-temporal derecha de su cabeza produciendo el hundimiento del cráneo y desprendimiento de masa encefálica.

Las pesquisas inicialmente se orientaron hacia un conocido de la mujer, vecino de Barrio Alberdi que fuera detenido en un segundo allanamiento llevado a cabo en horas nocturnas del mismo jueves y madrugada del viernes, y en un primer allanamiento, llamativamente fue detenido también un vecino que vive a dos casas del segundo detenido y que el domingo en horas de la tarde fueran liberados ambos por falta de mérito. 

Aunque el mismo viernes, en horas de la tarde y en vía pública, fue detenido, el hoy imputado H.A.L. de 68 años de edad, quien al momento de ser aprehendido, "rompió en llanto, confesando entre lágrimas, ser el autor material del hecho" según las palabras del fiscal que citó al imputado que habría dicho que "la mató porque no le quiso pagar lo acordado"

Si bien al momento todo se encamina a no dejar dudas sobre la autoría del hecho, la defensa a cargo de los defensores públicos, Dres. Bonacalza y Ritondale, desestimaron la supuesta confesión de Lirusso solicitando una morigeración de cualquier medida cautelar que le pudiera caber al mismo y oponiéndose a la calificación legal del homicidio como femicidio.

La Jueza de Instrucción Penal Preparatoria, Dra. Mariel Minetti, ratificó la caratula del caso, como femicidio encuadrándolo en Artículo 80 inciso 11 del Código Procesal Penal Argentino y haciendo lugar al pedido de la Fiscalía estableciendo una prisión preventiva por 90 días ya que restan numerosas medidas investigativas como cotejo de ADN de la sangre encontrada en la ropa del imputado, en las uñas de la víctima e inclusive, y por tratarse de un crimen con un grado de alevosía y saña inusuales.

Boletín de noticias