LOS 12 DISCIPULOS

Generales 29 de marzo de 2016 Por
Quiénes son los 12 jueces federales que deberían investigar la corrupción. Ocupan el edificio de Comodoro Py, en Retiro, y desde allí controlan las causas que enfrentan los funcionarios nacionales. Los perfiles y costados oscuros de los jueces a los que Elisa Carrió definió como "la vergüenza nacional".
Aqui estan ellos son

Los jueces federales de Capital Federal concentran en sus manos las causas de corrupción contra los funcionarios públicos nacionales. Son los magistrados de "Comodoro Py", bautizados así por ejercer sus cargos desde el edificio emplazado en esa avenida del barrio porteño de Retiro. Al tener la facultad de afectar la vida y el patrimonio de los más encumbrados dirigentes políticos del país tienen un poder muy grande que los transforma en actores clave.

En las últimas semanas, desde el ámbito político los jueces quedaron en el foco de atención. El ministro de Justicia, Germán Garavano, confirmó el objetivo del Gobierno de avanzar con una reforma judicial para crear una instancia para investigar el delito complejo, incluso el ligado a la función pública, que podría disolver la influencia del fuero federal. Asimismo, la diputada Elisa Carrió redobló las críticas históricas que plantea a esos magistrados: "Los jueces federales son una vergüenza para la Argentina", dijo días atrás.

Más allá de esa controversia, son pocos los que conocen quiénes son. Hay algunos muy conocidos, como Norberto Oyarbide o Claudio Bonadio, y otros que guardan un perfil más bajo, como Sebastián Ramos o Marcelo Martínez de Giorgi. La siguiente es una radiografía de cada uno de los 12 integrantes de un fuero que está siempre bajo la lupa: nombres, trayectorias y qué causas judiciales tienen a su cargo.

Rodolfo Canicoba Corral

Llegó a su cargo de la mano de Carlos Saúl Menem. Es observado por sus colegas por su oneroso estilo de vida. Sus frecuentes viajes a Europa y a los Estados Unidos forman parte de los mitos urbanos de Comodoro Py. Fue denunciado en el Consejo de la Magistratura por la millonaria compra de una casa en Vicente López. La diputada Carrió suele llamarlo "Canicoima Corral". Luego de la violenta muerte de Alberto Nisman concentró sus esfuerzos en perseguir judicialmente a la madre y a la hermana del fiscal. El kirchnerismo lo premió antes de abandonar el Poder, designando a uno de sus hijos como juez federal de San Martín.

Norberto Oyarbide

También llegó de la mano del menemismo a la Justicia Federal. Récord en juicios políticos, logró salvar su puesto por un voto el mismo día en que el mundo miraba cómo caían las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001. De gustos refinados, custodia permanente y cultor de un "spa" del microcentro. Frenó un allanamiento a una financiera que operaba con Carlos Liuzzi, el número dos del ultra K Carlos Zannini. Fue el perseguidor de Mauricio Macri cuando gobernaba el kirchnerismo con la causa de las escuchas. Y sobreseyó a funcionarios del Frente para la Victoria cuando no podía hacerlo. Amagó con renunciar, dictó procesamientos a kirchneristas pero no logró torcer la decisión del PRO de sacarlo vía otro juicio político.

Sebastián Casanello

El juez más nombrado en las últimas semanas fue designado en 2012 por Cristina Kirchner. Definido como "tortuga" por su paso cansino para investigar las causas de corrupción del gobierno anterior. Fue un estrecho colaborador del camarista Eduardo Freiler, un coleccionista de autos de lujo que fue acusado por enriquecimiento ilícito. Desde el 2013 tiene la causa de Lázaro Báez. Cuando se conocieron las imágenes exclusivas de Telenoche de gente contando dólares y euros en la financiera SGI-La Rosadita, en menos de 48 horas, ordenó la indagatoria de todos. Apenas asumió Mauricio Macri le dictó el sobreseimiento por la causa de las escuchas ilegales.

Daniel Rafecas

Fue de los primeros magistrados federales nombrados por Néstor Kirchner, en 2004. Inició el caso Ciccone y tuvo una actuación tan desprolija que lo sacaron del caso: allanó la casa de Amado Boudou y al mismo tiempo habló con uno de sus abogados por WhatsApp. Fue cuestionado por la instrucción que hizo de la causa por los sobornos en el Senado contra Fernando de la Rúa: lo criticaron por haber tenido "objetivos predeterminados". Tuvo casi un año la causa Hotesur, que investiga el patrimonio de la familia Kirchner, sin movimiento y, recién después del 10 de diciembre pasado confirmó su incompetencia. Desestimó en tiempo récord la denuncia que antes de su muerte violenta hizo Alberto Nisman contra la ex Presidente por el encubrimiento de los acusados de AMIA. El kirchnerismo lo salvó del juicio político y le cerró las causas que tenía en el Consejo de la Magistratura.

Julián Ercolini

Llegó al fuero federal en 2004 nombrado por el kirchnerismo. Hincha de River y considerado un "progresista" del Poder Judicial, estuvo alineado con la Lista Celeste de la Asociación de Magistrados que era cercana al Gobierno. Desde el 2008 investiga una denuncia contra Lázaro Báez, Cristina y Néstor Kirchner, pero nunca encontró pruebas. Demostró su independencia del kirchnerismo en la causa "Papel Prensa". Condenó a Ricardo Jaime a un año y medio de prisión en suspenso por haber recibido dádivas.

Sergio Torres

El único juez federal que nombró en 2001 Fernando de la Rúa durante el gobierno de la Alianza. Considerado en Comodoro Py un magistrado que sabe cómo "planchar" un caso para evitar el ruido político y mediático. Incluso, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia lo acusa de esconder el acceso público a los casos de corrupción, entre ellos la compra con supuestos sobreprecios de aviones a Embraer y Tarjeta SUBE, que salpican a Julio de Vido y al que aún no citó a declarar. También investiga a Boudou por presuntas irregularidades en la compra de 19 autos de alta gama cuando estaba al frente del Ministerio de Economía.

María Romilda Servini de Cubría

Designada durante el gobierno de Carlos Menem. Investiga el programa Fútbol para Todos aunque aún no decidió llamar a nadie a declaración indagatoria. Uno de los acusados es Aníbal Fernández, a quien también podría investigar por el triple crimen de General Rodríguez y el tráfico de la efedrina, dos casos en los que también interviene. Procesó al ex titular del SEDRONAR José Ramón Granero mucho después de que dejara su cargo.

Luis Rodriguez

Asumió en 2012 durante el kirchnerismo y es el responsable de haber cerrado todas las causas contra la mano derecha de Carlos Zannini, Carlos Liuzzi.. También cerró y archivó en pocas semanas la causa que se abrió por los dichos de Miriam Quiroga, quien dice haber sido la amante de Néstor Kirchner durante 10 años y haber visto bolsos con plata en la Casa Rosada. Investiga, sin avances relevantes, las amenazas contra la familia de Nisman. Llegó a su cargo después de superar un concurso muy polémico: hubo un juicio porque creían que se había copiado.

Sebastián Ramos

Es uno de los jueces con perfil más bajo, ingresó al fuero en 2012, en la última tanda de jueces nombrados por el kirchnerismo. Ex secretario de Daniel Rafecas, citó a indagatoria al ex secretario de Transporte de la Nación Ricardo Jaime porque no llamó a renegociar los contratos de las explotaciones ferroviarias. También investiga, como derivación del caso de la Tragedia de Once, la distribución de los subsidios.

Ariel Lijo

Fue otro de los jueces nombrados en 2004 por Néstor Kirchner. Se hizo cargo del juzgado de su ex cuñado, Gabriel Cavallo. Es uno de los magistrados con mayor prédica dentro del fuero y con cintura política. Procesó al ex vicepresidente Boudou en la causa Ciccone y lo investiga por enriquecimiento ilícito. Hoy comienza con las indagatorias en la causa por presunto lavado de dinero en el financiamiento de la campaña de 2007 del Frente para la Victoria (FpV).

Marcelo Martínez De Giorgi

También designado en 2012 por Cristina Kirchner, llegó al cargo tras cuatro años como subrogante de dos juzgados federales. Investiga a los hermanos Schoklender -que siguen libres- por la estafa de "Sueños Compartidos", pero dejó afuera de cualquier acusación a Hebe de Bonafini, la jefa de Madres de Plaza de Mayo. Está considerado un magistrado que sabe evitar los focos de atención, aun con causas de alto impacto político. Amable y de buen trato, archivó la causa por enriquecimiento ilícito que tenía el camarista Freiler.

Claudio Bonadio

Asumió durante el gobierno de Carlos Menem y es otro de los históricos del fuero. Fue la peor pesadilla para el kirchnerismo: envió a juicio a Amado Boudou por los papeles falsos de un auto Honda, ordenó la detención de Ricardo Jaime, investigó y elevó a juicio la causa por la tragedia ferroviaria de Once y a Guillermo Moreno por multar a consultoras privadas, procesó a Aníbal Fernández y otros funcionarios en la causa por el Plan Qunita y allanó los hoteles de Cristina Kirchner en la causa Hotesur de la que fue apartado. Ahora es el primer juez en citar a indagatoria a Cristina Kichner en la causa por la venta de dólar futuro.

Fuente: infobae

Te puede interesar