+ INFLACION - IMAGEN

Política 12 de abril de 2016 Por
La imagen del Presidente siente el impacto de la inflación y las tarifas. Los números que manejan en la Casa Rosada. En el Gobierno dicen que el apoyo a Macri cayó 5 puntos. Y que los precios este mes subirán 6%.
Mauricio Macri
Mauricio Macri - Su imagen

En los pasillos de la Casa Rosada, por estas horas, se habla de muchos números. La última medición de imagen de Mauricio Macri, que registra una ligera caída. La baja y recuperación del empleo. La fuerte estimación de inflación para abril. De cuándo podría comenzar el crecimiento. Todas cifras que, de una manera u otra, se entremezclan. El apoyo al Presidente, interpretan en el Gobierno, siente el impacto del ajuste. Y lo que buscan saber es hasta cuándo la economía seguirá siendo un dato en contra.

“El Presidente perdió unos cinco puntos de imagen”, reconocieron, por separado, dos altos funcionarios. “No es mucho -buscan minimizar el dato-, de 70 puntos cayó a unos 65”.

La medición la recibieron el miércoles pasado. Y de allí surgen algunos datos más. Hay un sector de la sociedad, alrededor de un 15%, muy enojado con el Gobierno, un kirchnerismo duro que se tensa más al pasar los días. Y hay otro segmento, entre los que podría haber algunos que votaron por Macri, que empieza a elevar su voz. Son ciudadanos de clase media/media baja, aquellos que en la década pasada accedieron al consumo, y que ahora sufren más el impacto del ajuste tarifario y la pérdida de poder adquisitivo del salario.

“Pero el salario no está cayendo, se mantiene al ritmo de la inflación”, dicen desde la Jefatura de Gabinete, aquellos que siguen los datos de la economía. Y muestran el último relevamiento de la AFIP, que muestra que de noviembre a diciembre el salario privado medio subió 30,8%; de diciembre a enero, 29%, y de enero a febrero, 32,1%.

En los datos de empleo, sin embargo, hubo una señal de alarma, reconocen los mismos funcionarios. Es que si desde 2014 la creación de empleo era pobre, en enero directamente se destruyeron 20.368 puestos en el sector privado, además de los 10.000 despidos del sector público a nivel nacional. “Pero en febrero la situación se revirtió, y se creó algo de empleo, 36.520 puestos; es poco, pero no cayó”, dicen los funcionarios.

A la hora de la baja de la imagen presidencial, el empleo es clave. Pero la inflación y las tarifas pesan mucho también. En el Gobierno estiman que la inflación de este mes podría llegar a 6%, 4 puntos por la suba tarifaria y 2 por el resto de los precios. En mayo, sería un 4%, dicen, 2 del arrastre de tarifas y 2% de la “inflación core”, la que se ha establecido como un hueso duro de roer. “Pero a partir de junio estaremos en 2 mensual, bajando más hacia fin de año”, prometen.

¿Y el crecimiento? Los funcionarios más ligados al equipo económico dicen que hoy no hay recesión, que la economía está plantada en 0% de crecimiento. Y que el alza de las inversiones y del consumo post paritarias empujará a un alza. “Cerramos el año con 1 o 2% de crecimiento”, le dicen a Macri sus máximos asesores económicos.

Pero, claro, la inflación golpea ahora y el crecimiento podría llegar en el último trimestre: ¿qué pasa en medio? “La gente sabe cómo son las cosas y nos espera, tiene paciencia”, dicen en el máximo nivel del Gobierno. ¿Hasta cuándo?, fue la pregunta. “Según nuestras encuestas, nos tendrían paciencia hasta el año que viene”, responden. El problema, claro, es que los funcionarios de más corte político que económico no son tan optimistas sobre el crecimiento, y temen que la estela del parate se extienda más allá de comienzos de 2017, e impacte en el comienzo de la carrera electoral del año próximo. “Y nosotros necesitamos ganar sí o sí la provincia de Buenos Aires, donde encima aún no tenemos candidato”, se preocupan.

“No se preocupen -les responden desde el equipo económico-, el año próximo estaremos creciendo a entre el 3 y el 5%, vamos a tener viento de cola”. El tiempo dirá quién tenía razón.

Te puede interesar