ODISEA SOCIAL

Generales 10 de mayo de 2016 Por
Largas esperas, colas en distintas oficinas, muy poca información y hasta entrega de formularios que no tienen vigencias. Tramitar la tarifa social para pagar menos luz y gas es una odisea.
n-PAPEIS-BUROCRACIA-large570

Largas esperas, colas en distintas oficinas y, sobre todo, falta de información adecuada. Algunas de estas complicaciones hay que sortear si se quiere tramitar personalmente la tarifa social de gas y electricidad. En algunos casos, completar la gestión demanda hasta más de un intento o itinerar de oficina en oficina. Asociaciones de defensa de los usuarios ya estudian realizar una presentación contra las empresas de servicio por el trato "indigno, inequitativo y discriminatorio" que reciben quienes se acercan a reclamar el beneficio. En Litoral Gas, los formularios se entregaban ayer en el alféizar de una ventana y, encima, no eran los vigentes.

La tarifa social federal de gas o electricidad alcanza a los jubilados o pensionados que cobren menos de $ 9.918 (dos veces la mínima), trabajadores que reciban menos de $ 12.120 (dos salarios mínimos), discapacitados, monotributistas sociales, empleados de servicio doméstico y personas que cobren seguro de desempleo.

Cuando se anunció su entrada en vigencia, desde las empresas se apuntó que para acceder al beneficio no era necesario realizar ningún trámite, ya que la inclusión se hacía en forma automática a partir del cruce datos de organismos como la Afip o la Ansés.

Sin embargo, desde marzo pasado, cuando empezaron a llegar las nuevas boletas de gas y electricidad con aumentos importantes, muchos usuarios constataron que no percibían los subsidios y, boleta en mano, empezaron a deambular por las oficinas de las empresas.

Tramitar la tarifa social para pagar menos la luz y el gas es una odisea. 

Te puede interesar