NO ME RIO

Fútbol 05 de agosto de 2016 Por
Productores de leche de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba se manifestaron en la Ruta 34 para que los ciudadanos conozcan el desequilibrio económico que los afecta. Regalaron casi 2.000 litros de leche, alfajores y entregaron volantes con la información precisa. La protesta alcanzó difusión nacional.
2246834h765

Perdió Argentina. Ganó Portugal. Y también ganó Brasil. En un estadio al 90% de su capacidad, el gol de Paciencia -justo ese apellido- lo gritaron el puñadito de lusos y la moyaría de locales en Río de Janeiro. Ni que hablar con el blooper de Rulli... La Selección, bien visitante, no le encontró la vuelta al juego y arrancó los Juegos Olímpicos con una derrota por 2-0. José Luis Gómez fue lo mejor del equipo de Olarticoechea, que ahora deberá trabajar para recuperarse lo antes posible. Ya no hay margen. El domingo va contra Argelia. Y ahí hay que ganar.

A los tres minutos el Estadio Olímpico estalló con el gol de Bruno Fernandes, bien anulado. Peor fue una muestra de lo que se venía: unos europeos siendo protagonistas y unos hinchas bancando a los de rojo. Gómez fue lo mejor del elenco argentino y tuvo su chance que pegó en el lado externo de la red y no mucho más en el primer tiempo. Un cabezazo de Cuesta, solo para contar. Se notó un déficit importante en el sector derecho, donde Magallán nunca hizo pie. Por eso el Vasco lo sacó en el ST.

Lo poco de Correa fue lo que más sufrió la Selección. El 10 no apareció. ¿Calleri? Tuvo un mano a mano en el inicio del complemento, en donde la picó y el travesaño le negó el gol. Olarticoechea mandó a Pavón de 8/7 y retrasó a Gómez. No le dio resultado. Más allá de que Argentina se acomodó, el equipo no fue claro. Y sufrió. Paciencia, el 9 de Portugal, acomodó la pelota contra un palo y pareció un gol de Neymar, por cómo se gritó. Después Rulli salvó dos (a Fernandes y Salvador), pero se la mandó con el tanto de Pite, que le pasó entre las piernas... Ni siquiera salió la última de Simeone.

Argentina venía de ganar 12 partidos al hilo contando los oros en Atenas 2004 y Pekín 2008. Se cortó la racha. Habrá que acomodar las piezas para no volver a tropezar.

Boletín de noticias